-Analizan la diabetes en el Curso de Actualización para Enfermería en la Atención de las Pacientes Obstétricas.

Guanajuato, Guanajuato 30 de enero del 2017.- La diabetes es la complicación más frecuente en el embarazo.

El Dr. J. L. Antonio de la Cruz Puente, Gineco-Obstetra del Hospital General León, expuso el tema embarazo de alto riesgo en el curso de actualización para enfermería en la atención de las pacientes obstétricas, en el cual habló de diabetes gestacional y diabetes asociada al embarazo, patologías que no significan lo mismo.

Explicó que la diabetes gestacional es la patología que se presenta en el embarazo y la diabetes asociada al embarazo se refriere a la paciente que tiene este diagnóstico antes de la gestación.

Mencionó que los objetivos son fortalecer las acciones en el buen control metabólico, se cubran las demandas energéticas y nutricionales maternas fetales y evitar complicaciones en el feto y la madre.

Existen alimentos que disminuyen los índices glucémicos como la cereza, la ciruela, el durazno, la pera, la manzana, cebada, centeno trigo, fibra, avena macarrones, spaguetti, lentejas, garbanzos, yogurt, maní, las leches entera y descremada.

Los jugos, aunque naturales, elevan los índices de la glucosa en la sangre.

Indicó que las madres con diabetes gestacional que lleven un buen control, pueden tener un hijo sano sin complicaciones.

El Dr. De La Cruz Puente refirió que la importancia de detectar una paciente con Diabetes Gestacional y brindarle un adecuado seguimiento, previene que de 5 a 7 años adquiera la enfermedad de forma definitiva, siempre y cuando disminuya de forma importante sus factores de riesgo.

Los hijos de madres diabéticas presentan hipoglucemia, son macrosómicos, «son niños que les va bien, tienen muchos glóbulos rojos, cardiopatías, hipoxia en útero», agregó.

El personal de enfermería recibió capacitación sobre cómo llevar el control metabólico de las pacientes, hacer un protocolo de diagnóstico y su manejo, conocimiento sobre la insulina y se debe hacer después de la atención obstétrica, en el área de Consulta Externa.

Al egresar las pacientes obstétricas, se les debe hace hincapié en la asistencia a sus consultas para dar seguimiento a los casos, en los que se presentó la diabetes.

Las hormonas del embarazo originan el problema de hiperglucemia después de la semana 18 o 20, por ello la Diabetes Gestacional no ocasiona malformaciones congénitas, no así cuando la paciente es diabética y resulta con un embarazo, ya que la hiperglucemia produce sustancias tóxicas que afectan el embrión.

La probabilidad de que un bebé presente malformaciones congénitas es del 2 por ciento, considerando una mujer sana; en el caso de una mujer con diabetes antes del embarazo, aumenta la incidencia hasta un 5 por ciento.

La Salud es compromiso de todos