próstata

Pandemia en Guanajuato no impidió la aplicación de detecciones de problemas en la próstata

Guanajuato, Gto. 22 de junio de 2021.- La Secretaría de Salud de Guanajuato durante la pandemia ha realizado 58 mil 993 detecciones de Hiperplasia Benigna Prostática, (HBP) en hombres de 45 años de edad y más años.

     La dependencia estatal a cargo del Dr. Daniel Díaz Martínez mantiene vigente una campaña de salud enfocada a promover la detección oportuna de padecimientos que afectan exclusivamente a los varones o que tienen una alta frecuencia entre ellos.

        La hiperplasia benigna de próstata consiste en un crecimiento no maligno (no cancerígeno) en el tamaño de la próstata, producido por un aumento relativo de los estrógenos (hormonas femeninas) sobre la testosterona (hormona masculina), que aparece en los hombres con la edad.

     La Secretaría de Salud cuenta con un registro de 346 mil 278 hombres de 40 años y más, a quienes se les exhorta a que se acerquen a su Centro de Salud más cercano, para que se les realice su detección de próstata e identificar factores de riesgo.

      El propósito es promover la detección oportuna de padecimientos que afectan exclusivamente a los varones y/o que tienen una alta frecuencia entre ellos, como lo es el crecimiento prostático benigno.

     La detección integral está compuesta por los siguientes elementos, que son complementarios y no excluyentes entre sí: (Cuestionario de síntomas prostáticos, Tacto Rectal y Antígeno Prostático Específico).

     Al igual que las mujeres, niños y adolescentes guanajuatenses, los hombres también deben de recibir atención para prevenir enfermedades y mejorar su calidad de vida.

      Ya que la próstata, al crecer, puede ir comprimiendo progresivamente la uretra provocando, por tanto, dificultad al orinar. Esto sucede porque esta compresión impide el flujo de la orina desde la vejiga hacia la uretra hasta el exterior.

      Las posibles consecuencias son retenciones de orina en la vejiga o reflujo de la orina hacia los riñones y una necesidad de orinar frecuentemente, si la inflamación llega a ser muy grave, puede bloquearse por completo el sistema urinario.