EGRESAN MIL 212 BENEFICIARIOS DEL INAEBA RECLUIDOS EN CERESOS Y EN EL CEFERESO EN 2018

Durante el 2018, mil 212 internos de los 10 Centros Estatales y del Centro Federal de Readaptación Social ubicado en el municipio de Ocampo, Guanajuato, concluyeron el nivel educativo que se encontraban estudiando con el Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA).

De estos beneficiarios que se encontraban en rezago educativo, 134 aprendieron a leer y a escribir, 467 terminaron la primaria y 611 la secundaria. 

El centro penitenciario con el mayor número de atenciones fue el Centro Estatal de Readaptación Social (CERESO) de Acámbaro, donde concluyeron sus estudios 305 internos, de los cuales, 55  fueron alfabetizados, 104 terminaron la primaria y 146 la secundaria.

En segundo lugar con 237 egresados, quedó el CERESO de León, donde 17 personas fueron alfabetizadas, 96 terminaron la primaria y 124 la secundaria.

En tercer lugar, se encuentra el CEFERESO Número 12 de Ocampo, con 181 egresados, de los cuales 13 aprendieron a leer y a escribir, 79 terminaron la primaria y 90 la secundaria.

Por encima de los CERESOS del corredor industrial y del ubicado en Valle de Santiago, la cuarta posición en egresados la tiene el CERESO de Guanajuato capital con 147. Ahí 11 internos aprendieron a leer y a escribir, 12 terminaron la primaria y 89 la secundaria.

En el caso del CERESO de Valle de Santiago, de 103 educandos que concluyeron su nivel educativo, 9 se alfabetizaron, 53 acabaron la primaria y 41 la secundaria.

Además de los ya mencionados, el INAEBA atiende a beneficiarios en los CERESOS de San Miguel de Allende, San Felipe, Pénjamo, Salamanca, Irapuato y Celaya.

Durante el mes de enero de este año, otros 51 internos en diferentes municipios concluyeron el nivel de estudios en el que se encontraban y en ese mismo mes, el INAEBA contabilizó a 959 beneficiarios activos estudiando en los centros penitenciarios.

Para atender a la población reclusa, los asesores del INAEBA acuden tres veces a la semana a círculos de estudio. Tienen permitido ingresar libros de trabajo, revistas y mapas. Para la realización de los ejercicios, los internos pueden recibir un lápiz flexible.

El método de enseñanza utilizado es Modelo Educación para la Vida y el Trabajo (MEVyT), el cual no es un sistema escolarizado como la primaria o secundaria, sino que se basa en módulos de aprendizaje con temas específicos, donde los educandos aprenden lo que les haga falta para terminar un nivel educativo.

En varios CERESOS, reclusos con un nivel académico más alto como es la educación media superior o superior, se convierten en asesores de los círculos de estudio, lo que además es un factor que les puede ser tomado en cuenta para aminorar su pena. s

Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo