En este inicio de año 2019 la Secretaría de Salud de Guanajuato exhorta a los hombres guanajuatenses a solicitar un examen de cáncer testicular en sus unidades de salud más cercanas.

Guanajuato, Gto. 8 de enero de 2019.- En este inicio de año 2019 la Secretaría de Salud de Guanajuato exhorta a los hombres guanajuatenses a solicitar un examen de cáncer testicular en sus unidades de salud más cercanas.

Daniel Díaz Martínez titular de la SSG, explicó que se atiende a 364 mil hombres mayores de 40 años sin derechohabiencia, dentro de los servicios de salud de la dependencia estatal.

Tan solo el año pasado se aplicaron más de 25 mil pruebas a nivel estatal, con el propósito de buscar de manera intencionada positividad a este cáncer o bien factores de riesgo.

En las unidades de SSG se aplica un cuestionario de factores de riesgo a todo paciente masculino mayor de 40 años y con antecedentes familiares de cáncer prostático.

A partir de los 45 años a quienes no tengan estos antecedentes, se analiza algún posible trastorno en su próstata, basado en su forma de orinar o en su próstata.

El secretario de salud informó que el Crecimiento Prostático Benigno (CPB) es la enfermedad urológica más común y frecuente en el hombre adulto.

Desde los 40 años hay evidencia de crecimiento histológico y el principal factor de riesgo para su desarrollo es la edad.

El aumento de tamaño es responsable, en la mayoría de los casos, de lo que se conocía como prostatísmo, actualmente denominado síntomas del tracto urinario inferior (STUI), aunque no son la única causa de éstos.

Por otro lado, el Cáncer de Próstata (CaP) se considera uno de los problemas médicos más importantes de la población masculina.

Esta enfermedad que tiene como primer síntoma hinchazón o abultamiento en estas glándulas y que afecta a hombres jóvenes de entre los 15 y 35 años de edad.

Una de las consecuencias por el uso de quimioterapias es que se afecte al testículo sano, poniendo en riesgo la fertilidad del paciente.

Los testículos deben estar a cierta temperatura para conservar su función reproductiva, cuando alguno no desciende al escroto y permanece en el abdomen o en el conducto inguinal, la temperatura es más elevada, lo que afecta la fertilidad; además un testículo no descendido aumenta la probabilidad de padecer cáncer.

El cáncer testicular es catalogado como un padecimiento quimiosensible, ya que responde favorablemente a este tratamiento médico (quimioterapia), lo cual permite que el 80 por ciento de quienes son tratados sobrevivan a la enfermedad.

El secretario de salud recomendó a la población masculina autoexplorarse y detectar cualquier anormalidad, sobre todo cuando alguno de los testículos se pone duro y crece sin dolor.

Entradas recientes
Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo