MANTIENE INAEBA ATENCIÓN ENTRE POBLACIÓN INDÍGENA EN EL ESTADO

El Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA), mantiene vigente su compromiso de acercar sus servicios educativos a sectores de población con demandas prioritarias, como es el caso de los grupos indígenas que viven en el estado.

 

Actualmente, a través del Proyecto Servicios Educativos para Grupos Vulnerables del Instituto, se lleva a cabo la alfabetización y la impartición de primaria y secundaria entre integrantes de los pueblos Otomí, Purépecha y Náhuatl, a través de asesorías que respetan sus usos y costumbres.

 

Un ejemplo de esta atención es la que se brinda en la comunidad del Picacho en el municipio de Tierra Blanca. El asesor, José Luis Resendiz de Santiago, se encarga de convocar a sus beneficiarios y da sus orientaciones académicas en la explanada de la comunidad.

 

Es de suma importancia resaltar que quien está al frente de un grupo indígena, debe ser una persona reconocida, respetada y aceptada por los miembros del círculo de estudios, pues de lo contrario, no aceptarían el servicio educativo.

 

En Tierra Blanca, hay tres beneficiarios del pueblo Otomí que se están alfabetizando, otros 8 están estudiando la primaria y 5 más la secundaria.

 

Otro ejemplo es el caso de León, donde existe una importante migración de familias indígenas procedentes de Michoacán, Guerrero, Querétaro y Veracruz, quienes llegan a Guanajuato buscando trabajo y una mejor calidad de vida.

 

En León, se atienden a indígenas otomíes, purépechas y nahuas. Para su educación se utilizan dos métodos, el de Comunidades de Aprendizaje (COA) y el Modelo Educación para la Vida y el Trabajo (MEVyT).

 

El primero fue desarrollado por el INAEBA y tiene contenidos equivalentes a los del sistema regular de la SEP. Las asesorías en el COA parten de la experiencia y los conocimientos que tienen los educandos. En el caso de los grupos indígenas, se les da mayor importancia a materias como ciencias sociales y naturales, para darle valor a sus costumbres  y  así motivar  en ellos su sentido de pertenencia a la comunidad de la que son originarios.

Por otra parte, el MEVyT, es un programa educativo que primordialmente, rescata los saberes y las experiencias personales de los educandos para que a partir de ahí se construyan nuevos aprendizajes y se desarrollen habilidades y actitudes. Una de sus bondades es que respeta los tiempos de cada usuario se basa en módulos con contenidos pertinentes para cada grupo poblacional.

Entradas recientes
Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo