INAEBA Y EMPRESA EXPORTADORA DE CÁRNICOS A ASIA, UNIDOS POR LA EDUCACIÓN DE SUS EMPLEADOS

El trabajo colaborativo entre el Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA) y la empresa de cárnicos CICABA, trajo consigo la graduación de la primera generación de egresados de nivel básico.

 

Hace apenas 4 meses que comenzó la vinculación de ambas partes y gracias al interés de los trabajadores, es que tras haberse preparado académicamente y aprobado el Examen Único de INAEBA es que el día de hoy recibieron su certificado oficial de primaria y secundaria.

 

Durante su discurso, la directora general del Instituto, Esther Angélica Medina Rivero, presente en la ceremonia, felicitó a los egresados y reconoció la trascendencia de la empresa, y su valor al exportar sus productos a Japón y a Korea, tras haber recibido la certificación que les permite hacerlo.

 

“Sigan estudiando, síganse preparando porque hoy no sólo los demanda un sector laboral sino una familia, que todos queremos que nuestros hijos sean niñas y niños de bien y que tengan otras oportunidades (…) en la medida que nosotros atendamos el tema educativo, veremos menos problemas allá afuera, porque la educación transforma”.

 

Por su parte, Martín Cisneros Serrato, gerente general de CICABA planta Pénjamo, se dirigió a los presentes “es un orgullo para sus familias principalmente, y es un orgullo también para nosotros como empresa contar con gente que se quiere superar día a día. Gracias por ese esfuerzo adicional que hicieron y gracias por trabajar con nosotros”.

 

“CASI CASI SOY MIL USOS, PERO PARA TODO SE OCUPA EL ESTUDIO”

Cuando Miguel Gutiérrez Álvarez de 52 años, y con tan solo 3 meses laborando en la empresa, se enteró de la oportunidad que en ella brindaban para acreditar sus estudios con INAEBA, decidió aprovechar.

 

“Casi casi soy mil usos (…) toda mi vida he trabajado de cocinero, soy electricista, soldador, pero para todo se ocupa el estudio”, expresó Miguel, originario de La Piedad, Michoacán, y actualmente radicado en Pénjamo junto con su familia.

 

Tras haber recibido su certificado, manifestó “me siento muy contento, muy alegre, más que nada gracias al personal de aquí que nos da la oportunidad, de que vean que uno quiere crecer”. Y dijo que a su edad a veces es complicado conseguir trabajo  “y es a lo que voy, también para decirles a mis hijos que si no tienen estudio, aunque tengan la experiencia y yo les muestre todo el trabajo que yo sé, no es fácil, por el estudio que le piden a uno”.

Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo