Cambia Japón su visión social

[wzslider autoplay=»true» transition=»‘slide'» info=»true» lightbox=»true»]

  • En el 2016, 61 estudiantes guanajuatenses tuvieron una experiencia académica intercultural a través de la convocatoria Rumbo a Japón.
  • En lo que va de la administración (2012-2016) Gobierno del Estado a través de Educafin ha apoyado a 4 mil 219 estudiantes en el tema de internacionalización y movilidad de arranque.

San Francisco del Rincón, Gto., 10 de marzo de 2017.  Greta Estefanía Ángel Hernández ha sido una de las 61 beneficiarias que durante el 2016, tuvieron la oportunidad de desarrollar habilidades académicas y culturales al vivir una experiencia de intercambio como ganadora de la convocatoria Rumbo a Japón.

Este programa impulsado por el Gobierno del Estado a través de Educafin, y en coordinación con Reiyukai de México A.C. busca promover la visión internacional y sensibilidad intercultural a través de un programa educativo-cultural con visitas a las ciudades de Tokyo, Kyoto, Hiroshima, Nagasaki, Osaka y Niigate.

Originaria del municipio de San Francisco del Rincón, Greta participó en la categoría de Sociedades de Alumnos, y fue acreedora de la beca al presentar una trayectoria destacada en acciones a favor de otros estudiantes como presidenta de la mesa directiva de la carrera en Relaciones Internacionales de la Universidad Iberoamericana de León, tesorera del Consejo General de Sociedades de Alumnos, presidenta y fundadora de Ahimsa Debate.

Rumbo a Japón ofrece actividades que contemplan reuniones con empresas, organizaciones y visitas a los sitios más emblemáticos de ese país, considerado la tercera economía más grande del mundo después de China y Estados Unidos, tercer país con una mayor industria manufacturera automotriz, además de contar con la mayor industria de bienes eléctricos, y considerado como uno de los países más innovadores por el número de patentes anuales que produce.

“Me gustó conocer Hiroshima, porque es un lugar del cual leemos tanto y estudiamos, pero a manera de historia cualitativa, y estar ahí me hizo entender verdaderamente las implicaciones reales de la bomba atómica y sus impactos, no sólo para Japón sino para la humanidad. Movió mi corazón en el sentido de buscar desde mi carrera, trabajar para alcanzar la paz sin ninguna amenaza nuclear, ya que no tiene cabida en la construcción de una humanidad dignificada”, platicó la joven de 23 años.

Esta experiencia sembró en la guanajuatense un sentido social de responsabilidad compartida, ya que compartió que los japoneses entienden que los esfuerzos no deben ser únicamente del Estado, también de la sociedad para mejorar el medio ambiente y el entorno social.

“Me gustaría colaborar con mis compañeros en un proyecto de apoyo migrante, ya que nuestro en nuestro Estado me parece que es una situación grave y quiero continuar con mi proyecto de agrupaciones juveniles que trabajen con debate para poder incidir en las colonias con mayor incidencia en pandillerismo”, añadió.