Conferencia Doctora Gerry Eijkemans

[wzslider autoplay=»true»]

  • Debe la violencia social verse también como problema de salud pública que requiere fortalecer relaciones en familia e intervenciones especiales del Estado para disminuir la desigualdad social: Doctora Gerry Eijkemans.

 

Guanajuato, Gto., 24 de noviembre de 2016.- La violencia social también es un problema de salud pública que debe ser atendida mediante diversas estrategias que involucran, entre otras situaciones, el desarrollo de relaciones sanas en la familia y la intervención del Estado con programas sociales que permitan la igualdad de oportunidades, sostuvo la Doctora Gerry Eijkemans, especialista holandesa.

En el marco del Tercer Congreso Internacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia que realiza la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, la Doctora Gerry Eijkemans presentó su conferencia magistral “La Promoción de la Salud y el Impulso de los Espacios Saludables en la Prevención de la Violencia”.

Durante su exposición, la especialista dijo que la atención para la erradicación de la violencia social, tiene sus bases científicas en un estudio de la Organización Mundial de la Salud en el que establece siete puntos que son fundamentales para prevenir ese fenómeno.

Primero, es muy importante fortalecer relaciones sanas en familia, invirtiendo en el desarrollo temprano de niñas y niños, pues está comprobado que así se evita el maltrato infantil y disminuye la agresividad en la infancia.

Segundo, la prevención de la violencia mediante el desarrollo de habilidades entre para la vida entre niños y jóvenes, con programas de desarrollo social.

Tercero, la prevención de la violencia mediante la reducción de la disponibilidad del alcohol y las drogas. Aquí, sostuvo la Doctora Gerry, el Estado tiene un papel preponderante por sus atribuciones legales.

Cuarto, la restricción en el acceso a medios letales como las armas de fuego y las armas blancas, pues con ello se estaría evitando que se registraran homicidios y suicidios.

Quinto, la promoción de la igualdad de género para prevenir la violencia contra la mujer, donde dijo que se requieren intervenciones especiales para combatir los estereotipos donde al hombre se le otorga poder sobre las mujeres.

Sexto, cambios en las normas sociales y culturales que propician la violencia, tal es el ejemplo de las series o películas llevadas a la pantalla donde si no aparecen víctimas, entonces no es un programa o cinta que sea atractiva, transmitiendo así la violencia de una generación a otra.

Séptimo, la reducción de la violencia mediante programas de identificación, atención y apoyo a víctimas, situación que en México comienza a impulsarse, pero también se requiere intervención por medio de la prevención.

En la sesión de preguntas y respuestas, la Doctora Gerry Eijkemans dijo a pregunta de los asistentes que no restringir el uso de medios letales como las armas de fuego y blancas, sólo generaría una mayor posibilidad de violencia y homicidios por la tentación de resolver con estos medios las diferencias entre personas.