SSG impulsa capacitación en atención de urgencias oculares

León; Guanajuato. 6 de septiembre del 2016.- La Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG) capacita a su personal en atención de urgencias oculares.

Un mínimo de doce emergencias pueden presentarse en la zona ocular en las unidades hospitalarias, informó la Dra. Ana Luisa Aguirre, al hablar sobre las Urgencias en Oftalmología en el Hospital General León.

Las urgencias oftalmológicas más frecuentes son la introducción de cuerpos extraños en el ojo, que generalmente se impactan en la córnea o se quedan en el párpado superior.

“Con el lagrimeo salen con facilidad, pero si se depositaron en el párpado superior se debe revertir el pliegue y con un hisopo hacer el retiro, con mucho cuidado”, señaló.

En estos casos son muy comunes los cuerpos extraños como piedras, rebabas (partículas de soldadura), las cascaritas de alpiste.

Esta situación provoca una gran incomodidad porque el cuerpo extraño raspa la córnea, y su principal síntoma es el lagrimeo, el parpadeo roza la córnea ocasionando un lagrimeo abundante, un ojo rojo y la sensación de cuerpo extraño.

En este caso se deben indicar antibióticos para evitar complicaciones como la conjuntivitis.

En caso de que exista una lesión corneal se debe colocar un parche para favorecer la regeneración del epitelio y una infección conjuntival o corneal.

Las quemaduras químicas ocasionados con ácidos como los de las baterías de los vehículos y productos de los laboratorios, provocan irritación corneal, un ojo rojo y puede derivarse una conjuntivitis, si no se atiende con oportunidad esta lesión.

Las quemaduras químicas graves son las provocadas por el álcali, que es la cal, la sosa, los productos para la limpieza, ya que tienen una gran penetración en los tejidos oculares y se empiezan a absorber por esta razón se quema la superficie corneal, teniendo como consecuencia un edema con secuelas importantes.

En el caso de los álcali, explicó que los residuos siguen penetrando el ojo, afectando la conjuntiva, el iris y hacen una cicatriz severa.

La especialista subrayó que como médicos de primer contacto hay que enjuagar en forma profusa con agua con glucosa, ya que se tiene sabido que la glucosa puede captar el álcali e impide que prosiga penetrándose en el ojo.

Estas lesiones son muy severas y que deben tratarse de forma inmediata, porque las consecuencia puede ser la ceguera y la opción para la recuperación de la visión es un trasplante de córnea.

“La laceración corneal es levantamiento de la córnea y se presentar en accidentes con lápices, tijeras, un objeto punzocortante; en los niños son frecuentes estas lesiones”.

Cabe mencionar que los cuerpos extraños intraoculares se registran cuando hay uso de balines, en la práctica del Gotcha, en los trabajadores de la industria por el uso de brocas, desarmadores, esquirlas, por esta razón deben usar lentes protectores.

 

La salud es compromiso de todos

Entradas recientes
Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo