SSG extiende alcoholímetro a cuatro municipios más

Guanajuato, Gto. 5 de abril de 2016.- El programa Alcoholímetro de la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG) se extenderá a los municipios de Abasolo, San José Iturbide, Villagrán y San Felipe.

El Dr. Alonso Villalón Sánchez, Coordinador Estatal del Programa de Prevención de Accidentes, informó que una de las encomiendas del Consejo Estatal de Prevención (COEPRA) el cual preside el secretario de salud, Ignacio Ortiz Aldana, es abarca el mayor número de municipios con el programa de Alcoholimetría.

Informó que este es un programa de fortalecimiento que desde 2007 se aplica a nivel nacional como estrategia nacional.

“Por cada año se han ido sumando más municipios a este programa en un inicio empezamos con los municipios más grandes y con mayor importancia León, Celaya e Irapuato, ya contamos con 17 municipios activos”.

Dio a conocer que este año se suman al programa los municipios de Abasolo, San José Iturbide, Villagrán y San Felipe.

El programa consiste en aplicar pruebas aleatorias para disuadir a que no se consuma bebidas alcohólicas y se maneje automóvil u otro tipo de unidad.

Las pruebas se realizan en fines de semana en los municipios donde existe una alta incidencia de accidentes a consecuencia del alcohol.

“Nuestro principal objetivo como Secretaria de Salud es que disminuyan los accidentes, y disminuyan  las lesiones ocasionadas por estos accidentes de tránsito”.

Gracias a estas acciones, hoy  menos del 10 por ciento en general de todos los accidentes solo están relacionados con el alcohol, sin embargo hay municipios con tasas más altas que elevan las estadísticas.

En el Estado se cuentan con 60 equipos de alcoholimetría y 44 impresoras, con las cuales se realizan las actividades del programa en los municipios prioritarios, quienes realizan sus operativos como mínimo viernes y sábado de cada semana, por lo menos tres semanas de cada mes, con un promedio aproximado de 22 mil pruebas en todo el estado al mes.

El consumo nocivo de alcohol es un factor de riesgo de alta complejidad para la salud, y con repercusiones negativas sobre el individuo, la familia, la economía y la sociedad en general.

La Prueba Aleatoria de Aliento (Alcoholimetría), aplicada en forma consistente y con un alto perfil en el manejo de estado de ebriedad, ha demostrado la evidencia de su efectividad, especialmente porque logra disuadir a los conductores para consumir alcohol antes o durante la conducción de su vehículo.

La prueba es muy sencilla y se realiza de la siguiente forma:

  1. Solicitar se apague el motor de su vehículo y muestre la licencia y explicar el procedimiento de la prueba cualitativa o cuantitativa según se vaya a realizar.
  2. Se debe indicar al conductor que se le realizará una prueba con el objetivo de determinar presencia de alcohol.
  3. En caso de ser cualitativa, solo se le pide a la persona que hable ceca del equipo o sople unos cuantos segundos en busca de la presencia o no de alcohol en aliento.
  4. En el caso de ser cuantitativa se le pide a la persona que sople por unos segundos (variable de 5 a 10 segundos) mediante una boquilla nueva, al aparato de alcoholimetría. Esperar a que analice el aliento y finalmente mostrar el resultado.
  5. En caso de no detectar la presencia de alcohol en el conductor, se le debe dar el libre paso, invitándolo a no consumir bebidas alcohólicas y dándole las gracias por su cooperación. En caso contrario se debe acatar las indicaciones y sanciones que indique la autoridad competente con la finalidad de disminuir el riesgo de un accidente. 
Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo