Fortalece la SEG formación en valores

  • Se consideran acciones para favorecer Igualdad de género, Derechos Humanos, Proyecto de vida y convivencia pacífica

 

Como un medio para fortalecer la formación en valores y desarrollo integral como ciudadanos, la Secretaría de Educación de Guanajuato proporcionó 86 mil 315 cuadernillos para la construcción del proyecto de vida ¡Mejor persona, mejor ciudadano!, dirigido a alumnos de sexto grado de educación primaria para favorecer la toma adecuada de decisiones en los ámbitos: familiar, social y académico desde una proyección a futuro.

Dentro del mismo, se tiene considerado un módulo de trabajo dedicado al tema de igualdad de género. Y con el propósito de impulsar acciones que promuevan el respeto de los Derechos Humanos, la igualdad de género y la prevención de la violencia, se realizó el diplomado en Educación Sexual Integral.

Como otra acción para promover la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito educativo, se diseñó e imprimió el cuadernillo ¡Voy por la igualdad!, dirigido a 40,500 estudiantes de secundaria, con el propósito de generar y promover entre estudiantes de las escuelas el respeto y valoración a los Derechos Humanos y el establecimiento de relaciones igualitarias.

Con el proyecto de salud integral se atendieron a 52,000 estudiantes y  4,000 docentes de secundaria para la prevención de problemas de salud prioritarios como obesidad, anorexia, bulimia, equidad de género y embarazos en adolescentes.

 Se realizaron 21 obras de teatro sobre educación sexual integral, haciendo énfasis en la equidad de género y la importancia de la conformación de un proyecto de vida, beneficiando a 11,014 estudiantes de secundaria.

 En el tema de equidad, perspectiva y violencia de género, 9 mil mujeres fueron capacitadas con estos temas a través de la red estatal de promotores distribuidos en los municipios del estado, para impartir mensualmente un taller a padres y madres de familia en 2,850 escuelas de educación básica, con la finalidad de brindarles herramientas de apoyo educativo en un enfoque que se basa en tres pilares:

 -El rescate de los valores como directrices en la vida cotidiana.

-Un rencuentro con el amor, el amor a la propia persona y el amor filial de ambos padres desde su función como primeros formadores.

-El que los padres recuperen la confianza y su valor en la función educativa que realizan.

Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo