Robinson Castellanos en la antesala del Campeonato Mundial Peso Pluma

UN APASIONADO DEL BOX

Robinson Castellanos en la antesala del  Campeonato Mundial Peso Pluma

 

Se confiesa apasionado  del box y es cierto, lo trae en la sangre: su papá fue boxeador, todos sus hermanos han pisado el cuadrilátero… su esposa entrena diariamente y hasta su hija Fernanda, sueña con un título mundial.

Es el celayense Robinson Castellanos Está a unos días de enfrentar la pelea más importante de su vida en la que se disputará el Campeonato Mundial Peso Pluma contra el colombiano Oscar Escandón.

El encuentro se realizará el próximo 5 de marzo en Washington, D.C., Estados Unidos…todo Guanajuato lo sabe y está pendiente de la preparación de quien pudiera ser el segundo boxeador en la historia de esa tierra cajetera que gane un título mundial en 35 años, después de Germán Torres en la categoría de Peso Mosca.

Familia unida por el box

La familia de Robinson Castellanos habla un lenguaje común: el box.

Su padre fue boxeador y entrenador, abrió un gimnasio con su nombre: Robinson Castellanos, en la Zona Centro de la ciudad de Celaya, donde se han entrenado cientos de jóvenes, mujeres y niños, entre ellos los hermanos de Robinson.

También acude su esposa Ofelia Maldonado y la primogénita del matrimonio: Fernanda, quien a sus 10 años, sueña con alcanzar un campeonato.

Robinson es entrenado por su hermano Balam, quien actualmente dirige el gimnasio “está pendiente de mí, me acompaña, siempre está conmigo”.

Realiza acondicionamiento físico, golpes en costales, saltos, perillas, abdominales… todo lo necesario para conservar y fortalecer lo que considera su fortaleza en el cuadrilátero: la distancia y rapidez.

Permanecerá con su familia hasta el 27 de febrero, fecha en la que partirá a la Ciudad de México, para salir el día 28 a Washington D.C.; donde se disputará el triunfo.

Cuidado riguroso

Robinson es un hombre menudo de una musculatura fuerte. Su régimen dietético es estricto: varias comidas al día con carne, verduras, no más de una tortilla… apenas mil 500 calorías diarias, que en su mayoría se queman en los entrenamientos.

Necesita alcanzar un peso de 57 kilos 200 gramos; y lograr el peso de su categoría, reto en el que es apoyado por uno de los médicos de la Comisión del Deporte, CODE, Nazul Aké Montiel; quien ha estado pendiente de su salud durante su estancia en Guanajuato.

“Ese título será para Guanajuato”

El celayense no quita el dedo del renglón “ese título será para Guanajuato”, lo prometió al Gobernador de Guanajuato y lo reitera a la prensa cada vez que tiene oportunidad.

Boxeador desde los 9 años, Robinson Castellanos obtuvo en el 2007 el título de la Federación Centroamericana de Box, en el 2011 el título nacional por la Federación Mexicana de Box, ha sido Campeón Mundial de Plata en el 2011 y está a unos días de disputarse el Campeonato Mundial Peso Pluma.

Sueña con ganar. Con sacar la ventaja en cada round a su adversario. De ser el que mejor desempeña ante los jueces… de portar el título y traerlo a su tierra, de ser inspiración para los jóvenes y el orgullo de Guanajuato.

Impulso a los jóvenes

Sus sueños no terminan ahí. A largo plazo aspira con remodelar el Gimnasio de Box donde se ha cosechado la historia familiar, de entrenar jóvenes y niños para sacarlos de problemas como las drogas y pandillerismo.

“Quiero seguir el legado de mi papá: formar nuevos campeones. Sé que detrás de mí vienen otros chavos que lo tienen todo para ser boxeadores profesionales…ya están despuntando, sólo les hace falta apoyo”.

“El box es una pasión, lo siento desde niño… quiero continuar boxeando, ser entrenador, no quiero otra cosa en la vida… quiero ver el apellido Castellanos muy en alto”.

 

 

 

 [wzslider]

Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo