Feminicida de bebé Adriana Alexa Ramírez Soto, ha sido detenido por la PGJE y la SSPE; la orden de aprehensión fue otorgada por Juez

Irapuato, Gto. 22 de octubre de 2015.- El trabajo científico y pericial desarrollado por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), ha reunido datos de prueba suficientes para acreditar el hecho calificado por la ley como el delito de feminicidio en agravio de la bebé Adriana Alexa Ramírez Soto, con lo que se ha obtenido la orden de aprehensión en contra del probable partícipe.

Por ello, esta tarde de jueves 22 de octubre, Agentes de Investigación Criminal de la PGJE y elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, han logrado la detención de quien es señalado como inculpado en el feminicidio de la menor, por lo que en las próximas horas será llevado ante un Juez de Control, a fin de que se realice la audiencia de formulación de imputación.

El pasado 19 de octubre el padre de la menor denunció el robo de su vehículo y de su menor hija ante el Ministerio Público. En la narración de hechos señaló que viajaban a bordo de su automóvil sobre la carretera Irapuato-León y al llegar a la altura de la desviación al Libramiento Norte, se incorporó a éste, donde fueron interceptados por tres sujetos, bajándolo de la unidad, uno de ellos sube al auto y emprende la huida, en el interior del auto se encontraba Adriana Alexa Ramírez Soto; más tarde el vehículo es localizado sobre la avenida Siglo XXI y un día después lamentablemente se encuentra a la pequeña de ocho meses de edad, sin vida en el lecho del Río Guanajuato.

Esa tarde de lunes, como de costumbre, el padre de Adriana Alexa Ramírez Soto pasó a un domicilio a recoger a la pequeña, con quien estaría durante el resto del día. Fue la última vez que sus familiares la vieron con vida. La mamá de la niña sabía que la bebé estaría al cuidado de su padre; sin embargo, la noticia de que había sido robada los alertó y acudieron al Ministerio Público a denunciar el hecho, donde de forma inmediata se activaron los protocolos para su ubicación y se emitió una alerta AMBER.

El Ministerio Público, dentro de su tarea de investigación, fue recabando información que contradecía la versión vertida por el padre de la pequeña, por lo que las indagatorias revelaron que los hechos no sucedieron en la forma en que los denunció, pues de acuerdo a video-grabaciones, obtenidas de los lugares por donde el padre refirió circuló al momento de los hechos denunciados, al analizarlas se desprende que no acontecieron como los narró.

Los agentes especializados del Ministerio Público, con estas evidencias y testimonios recabados, lograron esclarecer el hecho donde perdió la vida la menor y acreditar la probabilidad de su padre en la participación de los mismos, acudiendo ante un Juez de Control, quien al conocer el caso, emitió el mandato judicial que ha sido cumplimentado.

Cabe destacar, que la PGJE continúa reuniendo datos de prueba periciales y científicos para robustecer la mecánica de cómo fue privada de la vida la menor, ya que de acuerdo al resultado de la necropsia, murió a consecuencia de una fractura de cráneo y traumatismo profundo de tórax y abdomen.

El seguimiento de los hechos es conforme al Sistema Procesal Penal Acusatorio, por lo que en su seguimiento se aplica el Principio de Publicidad y en su momento oportuno la reserva de datos conforme a la Ley del Proceso Penal.

Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo