Impulso a mi desarrollo socioeducativo

Tienen 415 irapuatenses una nueva vida  

 

  • Concluyen proceso Socioeducativo, programa de Gobierno del Estado.
  • Los participantes adquieren herramientas para diseñar su plan de vida.
  • El Socioeducativo contribuye a la recuperación del tejido social: José Gerardo Morales Moncada, titular de la Sedeshu.

 

Irapuato, Gto., a 22 de octubre de 2017.- 415 irapuatenses concluyeron su proceso Socioeducativo, el programa del gobierno del estado que proporciona a las personas distintas herramientas con las cuales diseñan un plan de vida, informó José Gerardo Morales Moncada, Secretario de Desarrollo Social y Humano de la entidad (Sedeshu).

“El Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo es un programa de pedagogía social que cuenta con gran reconocimiento en Latinoamérica. Impulsa a las personas participantes para que de forma autogestiva, tracen metas de vida y con ello propicien una mejora en la cohesión social en su entorno”, dijo.

El funcionario estatal enfatizó que una de las metas cualitativas del programa consiste en la formación de personas participativas, conscientes de sus derechos y obligaciones ciudadanas.

Los 415 participantes graduados cursaron este programa entre los meses de junio a octubre de este programa. Los conocimientos adquiridos son replicados al interior de los hogares y, de esta forma, se mejora la calidad de las relaciones interpersonales entre los integrantes de la familia. Esta convivencia armónica también permea al exterior, con vecinos de su colonia o comunidad.

“La mejora de las relaciones entre las personas hace posible que se amplíe la convivencia vecinal e incluso participen en distintas acciones de mejora comunitaria. Así, se recupera el tejido social”, concluyó el titular de la Sedeshu.

El evento de graduación contó la presencia de distintos titulares de dependencias estatales pertenecientes al eje “Calidad de Vida”, así como de la administración municipal de Irapuato. //-

[wzslider autoplay=»true»]

Programa Socioeducativo impacta en la vida de las personas

  • Se gradúan del Programa 240 personas de Rincón de Tamayo y Sauz de Villaseñor, Celaya.
  • “Es el más noble de los programas sociales pues impacta en el pensamiento y actitud del participante”: Gerardo Morales.

 

Celaya, Guanajuato, a 09 de septiembre de 2017.- Anaela González cambió su vida desde que tomó el curso Socioeducativo. “Ésta ha sido una oportunidad para crecer, darnos cuenta de quiénes somos, valorar lo que tenemos y transformar nuestras familias y comunidad; hoy tengo un plan de vida, es un gran regalo”, dijo ella durante la ceremonia en la que 240 de sus compañeros y compañeras se graduaron del Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo.

En la comunidad de Rincón de Tamayo, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedeshu), José Gerardo Morales Moncada, encabezó la ceremonia de graduación de más de 120 personas de la comunidad de Sauz de Villaseñor y más de 70 de Rincón de Tamayo, que concluyeron su proceso formativo socioeducativo.

Morales Moncada señaló que este programa es el más “noble y significativo de todos los programas sociales pues impacta directamente en el pensamiento y actitud del participante, para que éste se haga consciente de su vida y tome control de sus decisiones para mejorar en el plano personal y familiar”.

El curso del Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo es aplicado por la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedeshu), por medio de su red de promotores en los 40 Centros Impulso Social en el estado, o a través de convenios institucionales.

El Socioeducativo, es un curso enfocado al fortalecimiento de capacidades y habilidades de las personas para situarlas en el centro de su propio desarrollo y con ello empoderarlas de su propio desarrollo. Es hacer consciente al participante de toda su capacidad para tomar el control de su vida.

Acompañaron al titular de la Sedeshu, la presidenta del DIF Celaya, Dolores Ramírez de Lemus; Saraí Núñez, directora de DIF Celaya; Rodolfo Arreguín Ortega, delegado de Rincón de Tamayo; y Antonio Guerrero, director del Programa Socioeducativo; además de los participantes graduados y sus familias, quienes festejaron con un convivio. //–

[wzslider autoplay=»true»]

Curso “Socioeducativo” impulsa cambios en la vida de las personas

 

  • Graduados del Programa dan testimonio de los cambios observados en su vida.
  • El Curso Socioeducativo ha sido tomado por más de 60 mil personas en los últimos 4 años.

Irapuato, Gto., a 17 de mayo de 2017.- El curso del “Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo”, cambia la forma de ver y afrontar la vida de quien lo toma. Participantes del programa dan testimonio de cómo han transformado su historia de vida.

Para Patricia Hernández Verdín, quien tomó dicho curso, fue la llave que le abrió nuevas puertas. Más aún, se sintió renacer tras un periodo de depresión por su divorcio.

“Yo renací de las cenizas, como el ave fénix; yo me sentía en lo más profundo, sola, insegura, derrotada y triste, pero desde la segunda clase del curso retomé mi seguridad y mis deseos por salir adelante”, afirma Patricia.

Originaria de León, pero ya con toda una vida hecha en Irapuato, Patricia platicó su experiencia de este Programa. Aseguró no ser la misma mujer antes y después del curso Socioeducativo, que en su caso fue impartido en coordinación entre la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, el Instituto Estatal de Capacitación y el Instituto para las Mujeres Guanajuatenses.

El curso del Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo es aplicado por la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, a través de su red de promotores en 40 Centros Impulso Social en el estado.

Es un curso enfocado al fortalecimiento de capacidades y habilidades de las personas para situarlas en el centro de su propio desarrollo. Busca empoderar a la persona de su propio desarrollo y hacerla consciente de toda su capacidad para tomar el control de su vida.

“Yo iba por un curso de repostería, pero como el grupo ya había comenzado me pidieron iniciar en el socioeducativo. Al principio me resistí porque no le encontraba ninguna utilidad a ese curso, pero todas las cosas pasan por algo y hoy doy gracias por haberlo tomado, vale mucho la pena; cambió mi vida”.

Hoy, Patricia Hernández tiene planes. Resguarda una receta de familia que ahora produce ella misma y planea con comercializarla a grane escala: su Ponche de Ciruela de España, un digestivo hecho con base en tequila y frutos rojos. También elabora bebidas de café de diferentes sabores. Pero poner una fonda, es otro de sus sueños que está a punto de cristalizar.

Brigadier García es otro participante del programa que vio una transformación en su vida. Originario de Morelia, Michoacán, se desarrolló como futbolista profesional en el equipo de “La Trinca” del Irapuato. Sintió la frustración de ver trucada su carrera a corta edad por lesiones y problemas familiares.

Hoy es instructor de futbol para niñas y niños en diferentes categorías, en la Comisión Municipal del Deporte en Irapuato (Comudaj), y fue esta institución quien lo seleccionó para participar en el “curso socioeducativo”.

“De repente me avisan que tengo que tomar un curso; como muchos otros lo tomamos con algunas renuencias, pero al paso de los módulos te das cuenta que tus problemas no son tan grandes ni graves como lo crees, y que tienes toda la capacidad para solucionarlos. La solución y las respuestas están en uno mismo”.

Luego de tomar el curso, hoy Brigadier García tiene una relación más cercana con sus dos hijos a través de una mejor comunicación y entendimiento. “Gracias a este curso también he podido sobre llevar la separación de mi expareja, hoy trato de entenderla y vivir sin ningún tipo rencores; hoy sé cómo manejar de mejor manera mis sentimientos y soy más empático con mis chicos en el fútbol”.

El curso consta de 4 módulos, distribuidos en 24 sesiones, de 90 minutos cada una.

El curso del Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo ya ha sido tomado por casi 60 mil guanajuatenses en los últimos 5 años. La meta de este 2017 es que al menos otros 17 mil cambien su vida a través de este programa social. //–

[wzslider]

Curso Socioeducativo cambia la vida de las personas

  • Se gradúan 50 servidores públicos de Irapuato.
  • Participantes del Programa Socioeducativo expresan que hoy son mejores personas.

Irapuato, Gto., a 25 de febrero de 2017.- 50 servidores públicos del municipio de Irapuato se graduaron del curso socioeducativo que imparte la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, con el objetivo de despertar y desarrollar las capacidades humanas de los participantes y hacerlos mejores personas y fortalecer su habilidades de interrelación familiar, profesional y comunitaria.

30 de los participantes del curso pertenecen al sistema municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y 20 al Comisión Municipal del Deporte (Comudaj).

Aplicado por la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedeshu), el Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo también se imparte a servidores públicos y con ello se busca su desarrollo personal y despertar una mejor empatía con el público al que sirven.

Este es un curso enfocado al fortalecimiento de capacidades y habilidades de las personas, situándolas en el centro de su propio desarrollo. La hace consciente de toda su capacidad para tomar el control de su vida y hacerla mejor persona a partir de autoconocimiento y construcción de su plan de vida personal y comunitaria.

El curso socioeducativo fue revisado y actualizado por expertos de la Universidad De La Salle en León,  consta de 4 módulos, distribuidos en 24 sesiones, de 90 minutos cada una.

En una ceremonia de graduación efectuada en el Centro de Gobierno de Irapuato, Brigadier García, uno de los participantes, aseguró que este curso le ayudó a superar sus frustraciones y su incapacidad para comunicarse hacia los demás; hoy ve la vida con una actitud positiva, tiene claro que quiere y trabaja por ser mejor padre, hijo, amigo y ciudadano.

Brigadier, joven de 29 años, compartió que como muchos chicos, él tuvo el sueño de ser un jugador profesional. Formado en fuerzas básicas de Monarcas, su mejor época la vio jugando profesionalmente con la playera del Irapuato. Lesiones y conflictos familiares lo alejaron de las canchas.

Hoy es instructor de futbol para niñas y niños en diferentes categorías. Imparte sus clases en la Comudaj, y fue esta institución quien lo seleccionó para participar en el curso socioeducativo.

“Yo era un tipo muy introvertido y definitivamente hoy ya soy otra persona, mis relaciones personales y hasta en lo laboral han mejorado; este curso me abrió el corazón, gracias al curso socioeducativo”.

Este curso ya ha sido tomado por casi 60 mil guanajuatenses en los últimos 5 años. La meta de este 2017 es que al menos otros 17 mil cambien su vida a través del Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo, informó Fortino Hernández Becerra, Director General de Desarrollo Humano y Comunitario de la Sedeshu.

[wzslider autoplay=»true»]

Impulsa el Gobierno del Estado el bienestar de 17 mil 790 guanajuatenses

 

  • Fortalece sus habilidades y capacidades a través del Programa Socioeducativo, modelo formativo que sitúa a la persona en el centro de su desarrollo.

 

  • Madres de familia, las participantes más activas.

 

  • El programa abona a la recuperación del tejido social: Diego Sinhue.

 

Guanajuato, Gto., a 31 de enero de 2017.- A fin de recuperar el tejido social entre las y los guanajuatenses, el Gobierno del Estado aplicó el Programa Socioeducativo durante el 2016, con lo que se benefició a 17 mil 790 mujeres y hombres, informó Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, Secretario de Desarrollo Social y Humano de la entidad.

“Este modelo formativo es único en Latinoamérica. Impulsa el desarrollo humano a través de un proceso en el cual la persona descubre sus habilidades y capacidades para después convertirla en rectora del mejoramiento de su vida mientras también la hace partícipe de la transformación de su entorno”, aseguró.

El funcionario destacó la alta participación de las mujeres guanajuatenses en el programa. Mencionó que el ochenta por ciento de las personas que cursan el Socioeducativo son mujeres y, en un muy alto porcentaje también, son madres de familia. “Las mujeres son el pilar en las familias. Por ello, los beneficios del programa se multiplican en el seno del hogar”.

Dijo que lo que se pretende es que cada vez haya comunidades más integradas en los 46 municipios del Estado, y con ello y otros programas que se instrumentan tanto por esta dependencia como por otras del Gobierno del Estado, se pueda recuperar el tejido social.

Detalló que un total de 660 grupos de trabajo fueron formados en los 46 municipios de nuestro Estado; algunos de ellos fueron posibles gracias a la colaboración de instituciones educativas y empresas del sector privado.

“Los resultados del programa son: Hombres y mujeres con proyectos de vida fortalecido; jóvenes invirtiendo el tiempo en la escuela, trabajo o actividades recreativas; comunidades más integradas, pacíficas y participativas; mejora de la convivencia al interior de la comunidad y entre comunidades. Es un programa que abona indiscutiblemente a la recuperación del tejido social”, concluyó.

[wzslider autoplay=»true»]