EnglishSpanish

Finaliza el Noveno Congreso Internacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, mediante la clausura formal por parte del SSPEG Alvar Cabeza de Vaca Appendini. Participaron 3,800 personas.

Guanajuato, Gto., 18 de noviembre de 2022.- Con la participación de tres mil ochocienstas personas tanto del país, como del extranjero, este día llegó a su término el Noveno Congreso Internacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia. Durante el acto de clausura, el Secretario de Seguridad Pública del Estado Alvar Cabeza de Vaca Appendini, destacó con este evento se fortalece la generación de políticas públicas enfocadas al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de Guanajuato.

Al realizar la clausura de manera virtual, señaló que “durante estos dos días de trabajo, se ha constatado una vez más que las valiosas aportaciones, reflexiones críticas, experiencias y buenas prácticas nacionales e internacionales, que nuestros ponentes han desarrollado, impactan de manera profunda en la implementación de estrategias innovadoras para fortalecer la prevención social de las violencias y la delincuencia”.

Al concluir con su mensaje, el Secretario Alvar Cabeza de Vaca Appendini agradeció la entusiasta respuesta a la convocatoria de este magno evento, que sin lugar a dudas permite demostrar el éxito que este tipo de encuentros entre sociedad y gobierno, hacen visibles los alcances positivos del trabajo en conjunto.

Finalmente, expresó su agradecimiento a las y los conferencistas, autoridades de diferentes niveles de gobierno y en general a todas los académicos e investigadoras por su excelente participación en este enorme esfuerzo por construir un estado más seguro y próspero.

Durante este Noveno Congreso Internacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, se presentaron importantes conferencias, algunas de cuyas conclusiones se citan a continuación:

El Dr. Emilio Jorge Ayos, de Argentina, quien con su ponencia “Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia: debilidades y oportunidades con base en la investigación científica”, hizo énfasis sobre la necesidad de considerar intervenciones extrapenales, es decir, estrategias más allá del sistema penal que atiendan las condiciones de vida y problemas estructurales de la sociedad, desde sus causas sociales.

Sobre esto último aspecto, refiere la importancia de articular el concepto de prevención del delito y las condiciones sociales que motivan la problemática bajo un término más integrador, tal como lo es la prevención de las violencias.

Por otro lado, el Dr. Irvin Waller, del Reino Unido,expuso con su conferencia, Reducir el crimen violento en un 50% antes de 2030: una acción decisiva para alcanzar los ODS” que, para reducir los niveles de violencia homicida se requiere de cinco iniciativas: 1) fundamentar la prevención del delito sobre la base de un conocimiento científico en sus causas y prácticas exitosas; 2) sensibilizar a políticos y sociedad en general sobre soluciones y estrategias eficaces; 3) impulsar el talento humano; 4) actuar de manera local para el desarrollo de estrategias efectivas; y, 5) trabajar de forma conjunta para convencer a formuladores de políticas públicas sobre la implementación de estrategias basadas en evidencia científica.

La Mtra. Nayeli Sánchez Estrada, de México, en su participación Herramientas para la prevención del delito considerando la toma de decisiones basada en evidencia”, detalló la asociación entre violencia y algunos factores como el crecimiento económico, pobreza, educación deficiente y desigualdad de género.

Estos, dijo, son aspectos que conforman un ciclo interminable de causas y efectos, lo que obliga al diseño de estrategias de prevención desde una perspectiva multidisciplinaria, científica y un enfoque etiológico, en donde se impulse el papel del gobierno en todos los niveles, desde la planificación, seguimiento y evaluación, hasta el involucramiento de la sociedad civil.

En otro orden de ideas, el Dr. Juan Salgado Ibarra, también de México con el tema “Hacia un modelo de política criminal en el marco de la seguridad humana”, subraya la necesidad de establecer un equilibrio entre prevención y represión de conductas delictivas cuyo enfoque se encamine en garantizar la existencia y respeto de los derechos humanos, así como la responsabilidad social del Estado más allá de la tipificación penal. En otras palabras, una política criminal desde una perspectiva de seguridad humana.

Para el Dr. Christian Amaury Ascencio Martínez, de México, con su ponencia “Violencia y conflicto: alternativas metodológicas para su estudio y tratamiento post pandemia”,describió una nueva perspectiva del conflicto que lo coloca como una oportunidad para gestionar y transformar, de esta manera, parte sobre la premisa que no todo conflicto es violencia, por tanto, permite construir nuevas relaciones, conciliando puntos de vista y posiciones.

En lo tocante a la intervención del Dr. José Christian Padilla Navarro, de México, con su exposición: “La docencia e investigación como métodos efectivos para la prevención de la violencia autoinfligida”, refirió que no existe un diagnóstico para determinar el grado de afectación a la salud mental durante la pandemia, no obstante, se da por hecho que existe un daño y secuelas importantes que poco están siendo atendidas a través de políticas públicas de salud mental.

Para el Dr. Gino Augusto Tomás Ríos Patio, del Perú, en su conferencia “Populismo punitivo: bajo la especulación y la ausencia de un respaldo empírico acorde a la realidad social”, el populismo penal no es una respuesta válida al problema de la criminalidad, por el contrario, lo exacerba; resulta entonces, una respuesta emocional no científica, una falacia del pensamiento por deseos, un conjunto de medidas que dañan la dignidad humana.

Señaló que es por esto que no puede haber conocimiento alguno si no se comprenden las causas del fenómeno, entonces es importante aplicar la Criminología para la identificación de los factores que hacen posible el fenómeno y por medio de este neutralizarlo con sustento en una política criminológica integral y efectiva.

Con respecto al Dr. Miguel Ángel Cano Paños de España, su participación con el título: “Crimen Organizado y amenaza yihadista, métodos de captación y reclutamiento: adaptación de modelos exitosos de prevención”,refiere la diferencia entre crimen organizado y terrorismo yihadista, aunque comparten algunos elementos explicativos. En el crimen organizado no existe un fin político sino económico, al contrario del terrorismo.

Referente a la Dra. Mila Paspalanova de Bélgica, en y su tema “Indicadores de Derechos Humanos: Metodología del ACNUDH y su aplicación en México”,señaló que los indicadores de Derechos Humanos tienen el objeto de elaborar un sistema de información que sea un instrumento útil para que las instituciones cumplan con su protección, además busca fortalecer la capacidad del Estado para monitorear su nivel de cumplimiento acorde diversos estándares internacionales en la materia.

En cuanto al Mtro. Alan García Huitrón y su exposición “Pautas científicas para el diseño de un modelo de política criminal en México”,hace énfasis sobre el hecho de que en México existe una mayor inversión en métodos de represión y no en métodos científicos que faciliten la comprensión del fenómeno criminal. Es decir, nuestro país conserva aún costumbres renuentes a la ciencia y tecnología. Señaló que para concretar una adecuada política criminológica integral, interdisciplinaria, multisectorial y transversal, es menester contar con un conocimiento etiológico del fenómeno, no sólo centrado en la problemática, sino también en el registro de estrategias fallidas que finalmente aportan conocimiento al respecto.

Por lo que se refiere a la Mtra. Angélica Garnica Sosa y su tema “Comunidades escolares seguras y en paz”,la seguridad escolar permite preservar la integridad física, sexual, psicológica y material de las y los integrantes de la comunidad educativa. Sobre esto, se reconoce de la escuela varias capacidades de entre las cuales se destaca su propósito educativo mediante la socialización y la docencia, la responsabilización de la comunidad que la integra a través de información, participación y cultura de autocuidado.