EnglishSpanish

El regreso a la presencialidad involucra a todos

  • La comunidad educativa de la escuela primaria Norias de Baján es ejemplo de colaboración y trabajo en equipo.
  • Aseguran que el regreso a las aulas favorece el aprendizaje y convivencia de sus hijos.

Dolores Hidalgo C. I. N., Gto. 11 de marzo de 2022.– Para la Secretaría de Educación de Guanajuato el regreso presencial a las escuelas, tras dos años de la pandemia originada por COVID-19, es un paso clave para la continuidad de la educación de niñas, niños y adolescentes.

Madres y padres de familia en coordinación con autoridades escolares, además de colaborar en la correcta aplicación de medidas y los protocolos sanitarios para asegurar entornos escolares seguros, consideran que la presencialidad en las aulas mejora el aprendizaje y desarrolla las habilidades socioemocionales de los estudiantes.

Para la señora Nora Erica García López el regreso a clases 100% presencial es un avance y como madre de familia está contenta de que sus tres niños, los cuales cursan primer y cuarto grado en la Escuela Primaria Norias de Baján en la localidad de La California, Dolores Hidalgo, fortalezcan sus aprendizajes con el apoyo del equipo docente de la escuela.

“Mis hijos se han integrado en horario de 8 de la mañana a 1 de la tarde, están muy felices de recibir la educación que merecen con el cuidado de la sana distancia y protocolos sanitarios… tengo a mis gemelitas que acaban de entrar a primer año y cada noche alistan su uniforme emocionadas para convivir con sus compañeros en la escuela” mencionó.

A través de acciones que generen espacios seguros con base en los lineamientos de salud y la estrategia de presencialidad en las aulas como elemento favorable para el desarrollo educativo y socioemocional de los educandos, los integrantes de la comunidad educativa de la primaria Norias de Baján han logrado la contención en propagación de contagios por COVID 19 con el acatamiento disciplinado de los filtros escolares y medidas sanitarias.

María Teresa González González, directora del centro educativo, reconoce los riesgos que implican las aglomeraciones a la entrada o salida de la escuela o bien, en espacios de uso común, por lo que utilizan señales, marcas en el suelo, cinta adhesiva y otros medios para mantener la distancia en cada espacio escolar y reducir la aglomeración de las y los niños en determinados momentos.

“Con la participación de todos acondicionamos estaciones para el lavado de manos en la entrada de cada salón de clases, además de contar con los suministros necesarios como gel antibacterial y material de desinfección, se mantiene la mayor ventilación posible y jornadas de limpieza para las aulas… es motivador el apoyo y compromiso que muestran los padres y madres de familia” explicó Teresa González.

Por su parte, las madres de familia Gloria García López, Rosario Juárez y Erica García colaboran con entusiasmo en el comedor escolar, al considerar que es una herramienta educativa complementaria que interviene en la educación para la salud, higiene y la alimentación, al mismo tiempo que enseña aspectos relacionados con la responsabilidad y la convivencia.

“Veo a los niños contentos al venir a la escuela y con el servicio de comedor que iniciamos esta semana que regresaron todos, nos aseguramos de que rindan mejor en las clases y aprendan más” comentó la señora Gloria García, quien tiene a su hija en cuarto año de primaria.

Docentes, madres y padres de familia han impulsado acciones para otorgar la oportunidad de contar con un ambiente que permita la recuperación de aprendizajes con la seguridad y cuidado de la infraestructura educativa, debido a que con aportaciones voluntarias lograron adquirir puertas y protecciones de ventanas para los salones de cuarto y quinto de primaria.

La señora María del Carmen Rico Gallego asegura que todos en la comunidad de La California están muy comprometidos con el regreso presencial, “las maestras y maestros brindan una mejor atención a la educación de los alumnos y para nosotras es la mejor opción que regresen porque también conviven más” comentó.

“Me siento segura de estar en la escuela porque todos usamos cubrebocas, antes no veníamos todos los mismos días a estudiar, pero ahora ya conozco a todos mis compañeros… lo que más me gusta de venir es que puedo ver a mis amigos y al mismo tiempo trabajar” explicó Mirna Sofía López Gaspar, alumna de segundo año en la primaria Norias de Baján.

Con estas acciones, la Secretaría de Educación de Guanajuato reconoce y aplaude el compromiso mostrado por padres, madres de familia, docentes y estudiantes al reforzar las medidas de protección desde el hogar, espacios educativos y sociales para lograr las condiciones adecuadas para el aprendizaje de las niñas, niños y jóvenes de Guanajuato.

Entradas recientes