INGUDIS COMPARTE EXPERIENCIAS DE PADRES Y MADRES DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Comparten experiencias padres y madres de personas con discapacidad.

– 37 familias arrancaron el 1er Taller para padres con hijos con discapacidad.

– Se analizaron temas como el autismo, con talla baja y Síndrome de Down.

Silao, Gto; febrero 23.- Comparten experiencias y vivencias, madres y padres de personas con discapacidad de diversos municipios, durante su encuentro virtual organizado por el gobierno del Estado, a través del INGUDIS.
“En el primer taller en esta materia, queremos invitarlos a palpar las situaciones que se viven dentro de un hogar con esta característica, antes no se tenía la posibilidad de hablar del tema”, señaló José Grimaldo Colmenero, director del Instituto Guanajuatense para Personas con Discapacidad, en la inauguración de estos trabajos que tendrán una duración de 9 sesiones semanales.
Con la participación de casi 40 familias de Celaya, León, Cuerámaro, San Francisco del Rincón, Jaral del Progreso, Coroneo, Silao, Salvatierra, Irapuato, Guanajuato y Yuríria, arrancó este proceso, a través del área de psicología del INGUDIS.
José Grimaldo, quien vive en condición de discapacidad congénita y usuario permanente de prótesis de ambas piernas, narró que fue el séptimo hijo en su familia, “no había servicio médico cerca para mi mamá así que se enteraron de mi condición cuando nací y pues no atinaban a qué hacer, sin información disponible sobre el tema tuvieron que hacer frente a este reto”.
Marisela Herrera, madre de una persona de talla baja y Erni Pérez, padre de una persona con discapacidad intelectual, coincidieron en destacar los sentimientos de miedo e inseguridad por desconocimiento, cuando se vieron inmersos en la situación.

Reconocer a la persona, entender su dignidad y ayudarla a encontrar su propósito en la vida, plantearon como aspectos fundamentales en la relación dentro del hogar, con una persona con discapacidad; “frente al poco avance de información y desconocimiento de las diferentes características que tiene cada discapacidad, este fue el mejor consejo que se puede dar para avanzar” subrayó Marisela Herrera.
Grimaldo Colmenero destacó la importancia de fomentar el amor entre hermanos, abuelos, padres y hasta los amigos que rodean a una persona con discapacidad, a fin de evitar que no se sientan excluidos, agredidos o marginados.
Entre los comentarios vertidos por los asistentes se reconoció que la rehabilitación de un niño con discapacidad, debe de ser desde que nace y no sólo físicamente sino también intelectualmente, así lo señaló la mamá de Maritza, quien tiene una discapacidad físico-motora.
Ana Estela Velázquez, Coordinadora del Centro de Rehabilitación, al dar la bienvenida, explicó que con el taller se espera que los asistentes tengan un intercambio de experiencias, de recomendaciones y herramientas para dar acompañamiento a las personas con discapacidad.
Los participantes tendrán una sesión semanal con el apoyo de un grupo de expertos multidisciplinarios del Centro de Adaptación de diferentes disciplinas donde se abordarán diferentes temas como roles dentro de la familia, apoyo mutuo, entre otros.

Entradas recientes
Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo