De romance guanajuatense con Sindy Gutiérrez y el cuarteto Paax K’aay en FIC

Guanajuato, Gto., a 17 de octubre de 2019.- La soprano Sindy Gutiérrez y el cuarteto de cuerdas Paax K’aay recorrieron musicalmente las letras escritas por destacados compositores guanajuatenses, en su presentación en San Gabriel de Barrera, como parte de la 47 edición del Festival Internacional Cervantino.

La presentación inició con la ejecución musical del cuarteto integrado por dos violines, una viola y un violonchelo de “Tierra de mis amores”, que para los guanajuatenses es considerada como su himno por su letra que habla de sus sierras y montañas.

Al concluir la primera pieza, salió al escenario la cantante Sindy Gutiérrez, quien al igual que sus compañeros, fue recibida con calurosos aplausos. De pronto se escuchó una de los boleros que ha cautivado a más de una generación escrita por la leonesa María Grever: “Te quiero, dijiste”.

Antes de su siguiente intervención musical, la cantante comentó que todos los arreglos musicales corrieron a cargo del cuarteto integrado por: Héctor Hernández Pérez, Andrés Gallegos, Carlos Reyes y Armando Delgado, lo que motivo al público a unir sus palmas en tono de felicitación para los músicos, por desarrollar este trabajo musical.

Otro de los compositores guanajuatenses que ha roto las fronteras terrestres y marítimas ha sido José Alfredo Jiménez, de quien se escuchó “Canta, canta”. En esta lista de talento nacido en el Bajío no podía faltar Joaquín Pardavé, de quien se escuchó “Ventanita morada” y para cerrar la primera parte del programa una letra de amor titulada como “Júrame”.

En este abanico musical no podía faltar Juventino Rosas con la interpretación del vals que escribió para Carmen. El romanticismo musical siguió con: “Cuando vuelva a tu lado”, “Falsa” y “Sobre las olas”.

La presentación de tarde de este jueves no podía concluir sin “Arrullo de Dios”, de la cual la cantante hizo una mención para sus papás que estaban presentes, y para cerrar “A la luz de los cocuyos». Los asistentes se levantaron de sus asientos para aplaudir a los cinco artistas sobre el escenario.

Pero antes del adiós definitivo, un popurrí de José Alfredo Jiménez coronó su presentación en la fiesta cultural que nació de los Entremeses Cervantino que dirigió el maestro Enrique Ruelas Espinosa.