BRINDA INAEBA ATENCIÓN A GUANAJUATENSES CON DISCAPACIDAD AUDITIVA

El objetivo del INAEBA es que estos educandos se incorporen a actividades económicas y sociales que les permita mejorar su calidad de vida.

En el marco del Día Internacional de la Sordera que se conmemora el 28 de septiembre, el Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA) informa que actualmente brinda sus servicios  educativos a 160 personas en esta condición.

Aunado a ello y gracias al esfuerzo y dedicación de los beneficiarios del Instituto, entre 2017 y hasta julio del 2018, un total de 38 personas con discapacidad auditiva han recibido sus certificados digitales de estudio de primaria y secundaria.

A través del el Proyecto Servicios Educativos para Grupos Vulnerables, el INAEBA alfabetiza e instruye en educación básica a personas con discapacidad auditiva, visual, intelectual, motriz y de lenguaje.

El objetivo de esta formación es que puedan incorporarse progresivamente en actividades económicas, sociales, culturales, de tiempo libre y de recreación, con la finalidad de lograr su participación activa dentro de la sociedad, así como mejorar su calidad de vida.

Para el caso de las personas con discapacidad auditiva, el INAEBA cuenta con la colaboración de 11 asesores con conocimiento de la Lengua de Señas Mexicana (LSM).

Los educandos con esta discapacidad se dividen de la siguiente manera: 84 son mujeres, de las cuales, 30 están siendo alfabetizadas, 21 estudian la primaria y 33 la secundaria; 76 hombres, de los cuales 12 están aprendiendo a leer y a escribir, 28 estudian la primaria y 36 la secundaria.

El municipio con el mayor número de personas en esta condición es León, con 45; le sigue Valle de Santiago, con 16; Pénjamo y Salamanca, con 13 cada uno; San Luis de la Paz, con 12; Salvatierra, con 10 y Acámbaro con 9. El resto de los beneficiarios habitan en otros 14 municipios.

A los educandos se les enseña la Lengua de Señas desde su alfabetización para poder lograr una comunicación más efectiva, pues algunos de ellos no la conocen y su forma de comunicarse es mediante señas que han implementado en sus casas.

Además se trabaja con el modelo educativo Comunidades de Aprendizaje (COA), que funciona a partir de pequeños grupos de personas con discapacidad, quienes van revisando diferentes temas de sus materias y enriquecen sus aprendizajes con sus experiencias de vida. De igual manera, se motiva la participación entre ellos.

Al terminar su formación, estos educandos adquieren conocimientos en lengua y comunicación, mediante la enseñanza del español, así como pensamiento matemático, que va desde cuentas básicas a temas de álgebra como ; y en el área de conocimiento del mundo, se les imparten materias de ciencias naturales y sociales.

Al final, estos beneficiarios desarrollan diferentes habilidades, pero la más importante es que aprenden a comunicarse en un mismo código, en este caso la Lengua de Señas Mexicana.

 

Entradas recientes
Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo