Más personas cambian su vida con el Curso Socioeducativo

 

  • Formar mejores personas y servidores públicos con valores, objetivo del Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo.
  • 800 funcionarios se han capacitado en los últimos 16 meses.

Guanajuato, Gto., a 23 de mayo de 2017.- El curso del Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo, llegó en el momento más oportuno a la vida de Mónica Araceli Medina Martínez, trabajadora de la Comisión Municipal del Deporte (Comudaj) en Irapuato.

Por eso no duda en afirmar que “Dios no se equivoca, pues en el momento más difícil de mi vida, cuando sentía que me ahogaba por los problemas que estaba pasado, llegó este curso”.

Mónica Medina, quien recientemente se graduó del programa, aseguró que este curso le trajo cambios positivos en su vida y que ha impactado en ella un mejor ánimo para trabajar.

“Hacia finales del año pasado me di cuenta que mi hijo era adicto a las drogas; caí en una profunda depresión tratando de entender en qué había fallado como mamá. Mi hijo siempre fue un niño bueno, de excelentes calificaciones no entendí qué pasó. Cuando me inscribieron en el curso socioeducativo comprendí que no era nada sano lamentarse por las situaciones de la vida, nadie es culpable, y que yo tengo el control y las soluciones para los problemas”, contó Mónica al ofrecer su testimonio.

En los últimos 16 meses, 800 servidores públicos de dependencias municipales se han capacitado en el Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo, el cual les proporciona herramientas para ser mejores personas, compañeros y funcionarios públicos.

Aplicado por la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedeshu), el Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo también se imparte a servidores públicos y con ello se busca su desarrollo personal y despertar una mejor respuesta y empatía con el público al que sirven.

“Ahora tengo conciencia de que nadie tiene la culpa de que lo ha pasado en mi familia pues es un tema de decisiones y en este caso mi hijo tomó malas decisiones. Juntos estamos tomando nuevas decisiones para que él vuelva a estudiar y decida qué quiere hacer de su vida, pero que sea feliz”, señaló Mónica.

Mónica Medina, junto con otros 20 de sus compañeros de su lugar de trabajo, se graduó recientemente de este curso en una sencilla ceremonia en la que todos los participantes recordaron sus vivencias y destacaron el gran cambio que este curso les significó en sus vidas.

Durante el presente año, y sumando la meta 2016, se han formado un total de 800 servidores públicos con el curso Socioeducativo, de municipios como Irapuato, Salamanca, Celaya y León. Los graduados del Programa buscan, a su vez, fomentar lo aprendido entre sus compañeros, además, algunos se suman como instructores voluntarios del programa, multiplicando el proceso formativo en sus lugares de influencia.

Cabe resaltar el trabajo realizado con el municipio de Irapuato, donde el 40% de los empleados del Sistema DIF, están capacitados en el proceso de formación socioeducativo; es de destacar que en este programa se han capacitado personal directivo y operativo.

Actualmente, se capacitan servidores públicos del Sistema DIF del municipio de Salamanca.

El objetivo es formar servidores públicos con valores, que a través del proceso de formación socioeducativo, se fortalezcan, primero, como seres humanos valiosos, con una actitud positiva, que transmitan confianza y se vean capaces de transformar su vida y  la de las personas con las que conviven, logrando en ellos la conciencia de que ser servidor público es una vocación y su trascendencia resultará en cambiar vidas de personas iguales a ellos.

El curso socioeducativo consta de 4 módulos, distribuidos en 24 sesiones, de 90 minutos cada una.

Este curso ya ha sido tomado por casi 60 mil guanajuatenses en los últimos 5 años. La meta de este 2017 es que al menos otros 17 mil cambien su vida a través del Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo. //–

[wzslider]

Entradas recientes
Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo