En un año Impulso Social ha mejorado la vida de miles de guanajuatenses desprotegidos

 

  • En 12 meses ha entregado desde apoyos para empleo temporal o una beca, hasta la construcción de puentes o la rehabilitación de plazas o mercados, que contribuyen a la reconstrucción del tejido social.
  • Es vigilado por un Observatorio Académico que mide y evalúa los avances del programa, por medio del método científico.
  • También creó Comités Ciudadanos, que autorizan y deciden las obras y acciones que realiza.

Guanajuato, Guanajuato, a 16 de abril de 2017.- En el primer año del programa  Impulso Social las obras y acciones han ido desde entrega de apoyos por empleo temporal, o la entrega de una beca, hasta la construcción de un puente, la rehabilitación y modernización de una plaza o jardín,  o la ampliación o construcción de una escuela.

Son casi 10 mil obras y acciones que han favorecido a más de un millón 100 mil guanajuatense que viven en colonias y comunidades rurales desprotegidas de los 46 municipios del Estado.

Como el apoyo que le brindó a la señora Lucina Rodríguez Galván, quien con la entrega de 23 mil pesos por parte de Impulso logró poner una pollería en la calle Zaragoza de la Zona Centro de Celaya. Esto le ha ayudado a sacar adelante a sus hijos, como jefa de familia.

O el Cuarto Dormitorio Adicional entregado a Don José Yáñez, quien vive en la colonia López Mateos de la “Zona Impulso López Mateos», de San Miguel de Allende, y que como él mismo dice, él, su esposa María del Carmen y sus hijos José Ernesto y Jairo Tadeo ya no se mojarán en tiempos de lluvias, como les ocurría antes.

El Cuarto Adicional que le fue construido es utilizado ahora como habitación dormitorio para sus hijos. “Ahora los muchachos tienen sus espacio y es muy cómodo, ya el frío ni la lluvia no nos hace nada; antes vivíamos todos amontonados y ahora ellos ya tienen su propio espacio y nosotros el nuestro, y eso es bueno”, dice animado.

En el sector educativo el programa Impulso Social ha multiplicado las obras y acciones en cientos de instituciones de los diferentes niveles educativos del Estado, con lo  que se ha ido mejorando el entorno de alumnos y maestros.

Como la obra complementaria realizada en la Escuela Primaria “Efraín Huerta”, en la colonia Refugio de San José en León, donde se invirtieron 12.5 millones de pesos.

O la ampliación que se hizo en la Escuela Primaria “Guadalupe Victoria”, en la colonia Valencianita en Irapuato, con una inversión de 596 mil pesos.

A un año, las obras y acciones se han multiplicado, porque así como se puede mencionar la rehabilitación y modernización del jardín principal de la comunidad de Valtierrilla en Salamanca, también se puede citar la entrega de un par de cobijas al señor Alfredo Servín Cázarez, quien vive en el número 62 de la calle Gabriel Ramos Millán de la colonia Américas en Celaya.

En el diagnóstico que elaboró la Secretaría de Desarrollo Social y Humano se detectaron 339 Zonas Impulso Social en los 46 municipios del Estado, en donde se han realizado ya casi 10 mil obras y acciones, con una inversión de 4 mil 373.5 millones de pesos. En promedio  29 obras y acciones y 12.9 millones de pesos por Zona Impulso.

Los recursos aportados por el programa Impulso Social son de carácter estatal, federal y municipal. En la realización de obras y acciones transversales intervienen 21 dependencias del estado con recursos propios, así como los 46 municipios. Es por eso que la inversión total del programa sobrepasa los 4 mil millones de pesos en el primer año.

Se levantaron 449 mil encuestas en 218 Zonas Impulso de 44 municipios, con lo cual ahora se cuenta con información detallada de las necesidades de las personas, sus familias y comunidades. Actualmente se siguen levantando encuestas en las Zonas Impulso que faltan.

El programa Impulso Social dedica un esfuerzo especial en 18 Zonas Impulso llamadas “paso del tren”, localizadas en 10 municipios, donde se realizan obras y acciones especiales que buscan restablecer el tejido social. Ahí se invirtieron más 340 millones de pesos para buscar una mejora en la calidad de vida de 64 mil personas y sus familias.

Centros Impulso Social

Los Centros Impulso Social, que también forman parte del programa Impulso, son recintos idóneos para el desarrollo de las personas y sus familias, donde se imparten cursos y talleres para desarrollar el potencial y habilidades de los habitantes de las zonas más desprotegidas en el medio rural y urbano.

Al inicio de la presente administración, la meta era construir 12 centros impulso en todo el estado. Actualmente ya están en servicio 41 en 25 municipios, pero al finalizar el sexenio, serán 55.

Impulso Social es evaluado por un observatorio académico

Una de las partes que da transparencia el Programa Impulso Social es el Observatorio Académico, integrado por los rectores de seis universidades, tres públicas y tres privadas: Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Instituto Politécnico Nacional (IPN), Universidad de Guanajuato, Universidad Iberoamericana, Instituto Tecnológico de Monterrey y la Universidad De La Salle Bajío.

Dentro del observatorio Académico se creó el Consejo Académico, integrado por científicos de las seis universidades, quienes vigilan y evalúan los avances de Impulso Social con un método científico, que da certeza y transparencia al programa.

Otra de las partes que da transparencia al programa Impulso Social, son los Comités Ciudadanos  de las Zonas Impulso, porque son ellos los que deciden las acciones y las obras que se realizan en las diferentes Zonas Impulso, en base a los resultados del diagnóstico de necesidades hecho por la Secretaría de Desarrollo Social y Humano.

Durante 2016 se instalaron 96 Comités Ciudadanos en 86 Zonas Impulso Social de 23 municipios. Éstos ya han desarrollado 24 Planes Comunitarios y 141 sesiones de trabajo. En ese lapso se realizaron 90 acciones comunitarias. //—

[wzslider autoplay=»true»]

Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo