Realizan enfermeros Protocolo de Investigación

Guanajuato, Guanajuato.- 4 de noviembre del 2016.- Realizan enfermeros Protocolo de Investigación.

Los pasantes de Enfermería de la Escuela Yvette Aranda, Griselda Denise Sánchez Barco e Iván Alejandro Candelas Durán, realizaron el Protocolo de Investigación «Grado de agudeza visual en el personal de enfermería del Hospital General León».

La Dra. Fátima Irangani Cedillo Azuela, especialista en Oftalmología del HGL, fungió como asesora de esta investigación.

La Organización Mundial de la Salud estima que aproximadamente 38 millones de personas son ciegos en el mundo, y se adicionan 110 millones de personas que sufren baja visión.

«Por lo tanto, en este trabajo se pretende referenciar la necesidad de tener una salud visual óptima, sobre todo en el área de enfermería, donde se brinda atención a personas con problemas de salud. Y dar a conocer los principales problemas visuales que se pueden presentar», establecieron los pasantes de Enfermería, que realizaron sus prácticas profesionales en la unidad.

La visión es responsable de la mayor parte de la información sensorial que se percibe del medio externo. Desempeña un papel importante en el desarrollo biopsicosocial de las personas. La disminución de la agudeza visual, es causa importante de aislamiento y deterioro funcional.

Cada vez son más las personas que presentan baja visión y en los establecimientos hospitalarios no son la excepción, en el personal de enfermería se puede observar que ha ido aumentando la incidencia de alteraciones de la visión ya que son más las personas que dependen de lentes de contacto para facilitar y mejorar la visión.

La disminución de la visión en el ambiente hospitalario se debe al estrés, la fatiga, somnolencia, presiones, jornadas laborales prolongadas, herencia.

La detección temprana de la agudeza visual permite promover la salud visual, prevenir enfermedades oculares y reducir la ceguera prevenible o curable. La ceguera y la visión baja constituyen un problema de salud pública a nivel mundial.

Se calcula que alrededor de un 89% de los casos de ceguera pueden ser curados o prevenidos, siempre y cuando existan los servicios adecuados, disponibles para toda la población.

Las alteraciones visuales producen consecuencias adversas en el individuo, la productividad en los adultos se limita, por el deterioro funcional que afecta la calidad de vida.

Por medio de la realización de visometrías efectuadas al personal de enfermería, utilizando la cartilla de Snellen en el Hospital General de León, en sus respetivos turnos, se determinó que existen alteraciones de la visión con un alto porcentaje.

Los defectos visuales predominan en el género femenino sobre el masculino.

 

La salud es compromiso de todos.

 

Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo