Maíz amarillo, una opción viable para ciclo agrícola PV

Para la siembra del ciclo agrícola primavera – verano 2015, la mejor opción que tienen los productores agrícolas para sembrar es el maíz amarillo, debido a la alta demanda que tiene para la producción de alimento para ganado y con ello la facilidad de comercialización al momento de la cosecha.

Fernando Galván Castillo, director de Innovación Tecnológica de la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural, dijo que en la actualidad en Guanajuato se produce muy poco maíz amarillo mientras que la demanda es de varios cientos de miles de toneladas, contrario a lo que ocurre con el maíz blanco o el sorgo.

“No somos productores de maíz amarillo, creo que andaremos produciendo anualmente en Guanajuato unas 15 mil toneladas de maíz amarillo y la demanda es de 400 mil toneladas, por eso consideramos que es un nicho de oportunidad.

“Las circunstancias que se presentan en la actualidad es que hemos avanzado mucho en la producción de maíz blanco, tenemos ya una producción que satisface la demanda y tenemos excedentes. Nos gusta la tortilla blanca y el avance tecnológico y los esfuerzos que han hecho los productores por mejorar sus procesos ha provocado que tengamos un nivel de producción que excede los requerimientos de maíz blanco en la zona y a mayor oferta, menor precio. Lo mismo pasa con el sorgo”.

Explicó que tal vez los productores agrícolas desconfían en la siembra de maíz amarillo debido a que hace algunos años cuando se comenzó a sembrar este tipo de cultivo no había las semillas para sembrar de acuerdo a las condiciones de clima y suelo de México, era semillas híbridas de acuerdo a las características de Estados Unidos y por eso los productores que probaron esas siembras quedaron con la impresión de que el maíz amarillo no se daba.

Sin embargo, debido a la demanda de la industria en México por maíz amarillo, se han hecho cambios  en las semillas para obtener híbridos que funcionan con las características de suelo y clima de nuestro País con muy buenos resultados, al grado que en parcelas demostrativas en diferentes municipios se han obtenido los mismos rendimientos que el maíz blanco.

“De maíz amarillo hemos tenido parcelas en donde ha habido rendimientos de 14 toneladas por hectárea que es lo mismo que produce el maíz blanco. Por eso la cuestión ahorita es de oportunidad, aquí hay una demanda que no está satisfecha porque incluso a nivel nacional se requieren 8 millones de toneladas para abastecer al mercado,  por eso estamos haciendo un esfuerzo para que los productores se enteren de esta oportunidad que hay y se orienten”.

Respecto a la siembra y cuidados que deben seguir los productores de maíz amarillo, dijo que es prácticamente la misma técnica que se utiliza para el maíz blanco, por lo cual no tienen ningún problema al hacer esta conversión en los cultivos.

“En forma genérica el maíz amarillo es igual que el maíz blanco. El maíz tiene diferentes variedades, azules, rojos, morados, negros, blanco y amarillo. Hay una diversidad muy grande pero es el mismo maíz. En Estados Unidos el uso del maíz amarillo es para alimentación de ganado y ellos lo tomaron y lo mejoraron y le pusieron características como alta proteína, alto contenido de aceites y de azúcares. Por eso es dulzón y nosotros en México y Latinoamérica en lo general dirigimos el mejoramiento hacia el maíz blanco para consumo humano para elaborar tortillas, pero en esencia es el mismo maíz”.

Explicó que los productores interesados en hacer el cambio a maíz amarillo para este ciclo agrícola, pueden acercarse a la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural para asesoría u orientación o llamar al 01 800 509 67 69.

“Antes de sembrar debemos informarnos qué es lo que conviene sembrar”, finalizó.

Entradas recientes
Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo