Acredita PGJ delitos por homicidio y tentativa de homicidio, y logra sentencia de 26 años por ambos casos.

Yuriria, Gto. 25 de Marzo de 2015.- Sin derecho a la conmutación de pena, un hombre fue sentenciado a 26 años y tres meses de prisión, al ser encontrado culpable de los cargos por homicidio y tentativa de homicidio en agravio de dos hermanos.
El 17 de junio del año 2012, con una pistola tipo escuadra en su cintura, Juan Ramírez Álvarez salió de su vivienda en la que convivió 7 años con su pareja, con la que procreó una niña.
Hacía cuatro días que la mujer había decidido irse a vivir con José Camarillo García, de oficio panadero y quien llevaba este producto a la comunidad en una vieja camioneta.
Juan observó a la mujer que recogía sus cosas para marcharse en la camioneta del pan, en la que había llegado José y su hermano Benjamín, para trasladar el equipaje.
Sin contener la ira, disparó el arma apuntando al chofer y copiloto, privando de la vida a uno y dejando lesionado grave a otro.
Años antes, Juan Ramírez Alvarez, marchó a trabajar en EE.UU, y por tres años no se preocupó por su familia quienes habitaban en la comunidad de Buenavista de la Libertad.
El 13 de junio de 2012, ella decidió irse a vivir con José Camarillo, llevándose a su menor hija.
El día de los hechos, la mujer iba dispuesta a dialogar y lo haría con el papá del indiciado. Sin embargo, el hijo salió armado y no escuchó los gritos que le pedían no fuera a accionar el arma.
Accionó ésta a la altura de la cabeza de José Camarillo García cuando ya se encontraba a un lado de la puerta del copiloto de la camioneta en que habían llegado y se desvaneció a un lado, lesionado del ojo izquierdo el cual perdería en el hospital.
Enseguida Juan dirigió el arma hacia Benjamín Gerardo Camarillo García, quien se encontraba impávido en el asiento del conductor y a corta distancia recibió el disparo que le provocó una herida en la región orbital del párpado inferior del lado derecho, y otra en la región parietoccipital izquierda, perdiendo a vida en forma instantánea.
Al huir del lugar, el inculpado escondió el arma en un inmueble ubicado en la calle La Presa de la misma comunidad, en donde fue localizada posteriormente.
Tres días después de los hechos, el agente del Ministerio Público consignó la averiguación con Juan Ramírez ya detenido, y el 22 de junio de 2012, fue notificado del auto de formal prisión en su contra por los delitos de homicidio en agravio de Benjamín Gerardo Camarillo García y homicidio en grado de tentativa en agravio de José Camarillo García.
En esta fecha, el Juez que tuvo conocimiento de los hechos dictó sentencia y pena privativa de libertad por 26 años y tres meses por ambos delitos.
Con acciones como estas la PGJ refrenda su compromiso social.

Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo