Violín

Pone de pie al público la violinista Elena Makhnev

Guanajuato, Gto., a 25 de octubre de 2019.- La magnífica obra de compositores como Bach, Chaikovsky y Paganini, se manifestó a través del virtuosismo de la destacada violinista guanajuatense, Elena Makhnev, en su presentación en el Templo de San Cayetano, la Valenciana, en el marco de la cuadragésima séptima edición del Festival Internacional Cervantino.

Con una trayectoria artística que abarca casi toda su vida, la guanajuatense pisó una vez más el escenario del Cervantino para obsequiar al público un concierto titulado “Con fuoco”, mismo que contó con la participación del pianista Sergio Vázquez, originario de la Ciudad de México.

Para dirigir el programa, la acompañó su padre, el músico Stanislav Makhnev, quien compartió con los asistentes algunos comentarios en torno a los compositores que su hija interpretó, en ocasiones como solista, y en otras acompañada del pianista.

Una de las interpretaciones más aplaudidas fue “Danza española”, escrita por Manuel de Falla (1876-1840), que se destaca por la rapidez de los movimientos y el pizzicato, técnica que consiste en pellizcar las cuerdas con la yema de los dedos.

Una pieza del programa compuesta por su padre fue dedicada a su esposa Leticia, quien por supuesto acompañó a su familia a este concierto que estuvo lleno de diferentes emociones, pues de la alegría paso a la tristeza entre el repertorio.

Su papá también aprovechó para agradecer a México por ser su segunda casa, por conocer aquí a su esposa y por supuesto, por su hija, de quien se siente muy orgulloso, pues en el pasado mes de agosto le fue otorgado el Premio de la Juventud en la categoría de Expresiones Artísticas.

 Y cuando todos creían que el concierto había finalizado, siguió la interpretación en el piano mientras que en la puerta principal del templo se escuchó el violín, todos miraron hacia atrás, y era Elena, que, acompañada de su violín, paso por el pasillo de en medio para que los asistentes tuvieran un mayor acercamiento musical.

El concierto cerró entre aplausos y cuando éstos no bastaron, el público comenzó a ponerse de pie para felicitar a la violinista que sonrió satisfactoriamente después de llegar de su viaje de Estados Unidos, donde actualmente realiza su maestría.

Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo