EnglishSpanish

Testimoniales

La maestra Rosalinda se considera una entusiasta del aprendizaje

  • “Aún en momento difíciles, llevó bien puesta la camiseta de docente”: Rosalinda Gutiérrez Prado.

Irapuato, Gto. 09 de septiembre de 2022. – Rosalinda Gutiérrez Prado, es una mujer que día a día expresa a través de su actividad profesional el amor que le tiene a su carrera como docente, lo cual, le permite asumir la Subdirección del turno vespertino de la Escuela Secundaria Técnica No. 41 de esta ciudad.

Tras 28 de vida docente, hoy asume un  nuevo reto en su actividad educativa, y lo enfrenta con la rehabilitación del taller de ciencias (Química, Física y Biología) con la participación de sus compañeros maestros y personal de apoyo de la institución, trabajaron en la rehabilitación de redes de agua, conexiones de gas, mejoras en las mesas de trabajo, iluminación, pintarrones y  bancos; además se realiza un análisis sobre el material que se utiliza en la práctica de esta tres materias, todo ello en favor de la educación de las y los estudiantes del plantel.

Gutiérrez Prado, comentó, que, durante trayectoria como docente, ha participación en estrategias de impulso educativo en zonas rurales donde la presencia del maestro es fundamental para impulsar a las niñas, niños y adolescentes a seguir con sus estudios; el trabajo cercano con las madres y padres de familia, a través de capacitación y comunicación para que asuman su rol complementario en la educación escolarizada, son parte de las acciones que ha desarrollado en sus 28 años de vida magisterial.

“Hoy el reto, en esta nueva encomienda como subdirectora recae en tres temas fundamentales: el primero, el trabajar en la actualización y reforzamiento de los aprendizajes; el segundo, evitar la deserción escolar y el tercer, que las y los alumnos concluyan sus estudios en el grado escolar en el que se encuentren.

La primera acción conjunta con las mamás y los papás fue el de continuar con la aplicación de filtros sanitarios desde casa y en la escuela, medida de salud prioritaria para la institución, comentó la maestra Rosalinda.

Tras su regreso a la tierra que la vio nacer, la subdirectora del turno vespertino de la Técnica 41 comentó que, en estos 28 años de vida docente, ha tenido muchas satisfacciones, aún en los tiempos difíciles, pero el amor a su carrera le ha permitido enfrentarlos y salir adelante, “hoy tengo la oportunidad de integrarme a esta escuela, donde habré de trabajar con pasión, ya que es lo mejor que ha pasado en mi vida, ser docente”, apuntó Rosalinda Gutiérrez Prado.