EnglishSpanish

no adhesión

Guanajuato continúa administrando su propio sistema de salud

Guanajuato está haciendo bien las cosas, es voluntario adherirse o no a un proyecto federal.

Guanajuato, Guanajuato, 16 de marzo de 2022.- Guanajuato mantiene su sistema de salud administrado por el Estado, confirmó este miércoles el Dr. Daniel Díaz Martínez, secretario de salud en entrevista nacional radiofónica, ante la propuesta de un nuevo modelo de federalizar el gasto en salud.

      Guanajuato no tiene deuda en salud sin problemas de abastecimiento de medicinas como la atención en programas de gastos catastróficos de niños con cáncer, falta de equipamiento y sin carencia de plantilla laboral y hospitales acreditados.

     En función del esfuerzo para entregar buenas cuentas con 3 años continuos como la Secretaría de Salud más transparente, Guanajuato ha rendido cuentas sin subejercicios en sus recursos.

     El Dr. Díaz aseguró que el mejor sinodal para poner a prueba el sistema estatal de salud es la pandemia, en un estado con 6.2 millones de habitantes donde 3.2 millones se atienden en el estado sin exclusión alguna.

     “Tuvimos la capacidad de respuesta en esta pandemia en función de estas necesidades prendemos mejor cada vez más”, garantizó al recordar que Guanajuato está haciendo bien las cosas en materia de salud y esto se ha demostrado y comprobado al Sistema Federal de Salud.

      Reconoció que los recursos Federales han llegado con oportunidad a Guanajuato, incluso eso ha permitido ofrecer una cobertura de atención a los 46 municipios, incluyendo aquellas zonas en donde el estado solamente tiene presencia en cuanto atención en salud.

      Reiteró que se garantizan los medicamentos, atención integral, equipamiento y mantenimiento correctivo en los equipos biomédicos instalados en los hospitales, además que seguir en esta dinámica compromete a la Secretaría de Salud a seguir mejorando la calidad en los servicios.

La no adhesión de Guanajuato al INSABI generó un mejor desempeño en la prestación de los servicios médicos

Guanajuato, Gto. 3 de febrero del 2022.- La no adhesión de Guanajuato al INSABI ha generado un mejor desempeño en la prestación de los servicios de salud estatal.

       Hoy Guanajuato trabaja bajo un modelo de atención a la calidad que implica la certificación de sus unidades médicas y la rendición de cuentas, señaló el secretario de salud, Daniel Díaz Martínez.

       Informó que Guanajuato trabaja con un enfoque planeado y modelo de atención para 3.7 millones de personas que no tienen otro sistema de protección social y anteriormente contaban con Seguro Popular.

      Afortunadamente, de acuerdo al secretario de salud Guanajuato tiene una infraestructura de excelencia en sus hospitales con fortalecimiento de equipamiento y personal.

      La no adhesión de Guanajuato ha permitido brindar una mejor respuesta a la pandemia con una inversión estatal de más de 6 mil millones de pesos, aparte del recurso federal que se recibe producto de los impuesto de la población de Guanajuato.

      Ello ha derivado combatir el empobrecimiento de la población sobre todo en épocas de pandemia, con un abasto de medicamentos superior al 95 %, medicamentos para niños con cáncer, unidades acreditadas y certificadas, y primer lugar nacional en el gasto público en salud en el ejercicio del presupuesto y transparencia.

      La atención médica es gratuita en un modelo centrado en las necesidades de las personas con un enfoque de riesgo.

      Transparentando más de 14 mil millones de pesos sin subejercicios ni observaciones de auditorías.

       Daniel Díaz reiteró que Guanajuato tiene hoy una fortaleza en su capital humano en salud porque con la contingencia sanitaria se hicieron contrataciones de más de mil nuevos profesionales y esos nuevos espacios se renovaron para este año.

     No existen problemas de material de curación, se cuenta con equipos con programación en su mantenimiento correctivo y preventivo, tampoco hay problemas laborales al haber continuidad a los compañeros de trabajo porque pueden conservar sus fuentes de empleo.

     No existen problemas sindicales por falta de pagos oportunos en alguna prestación, además no existen edificios de salud abandonados por falta de recursos para su operatividad, ni rezago alguno en entrega de más obras de salud.