Jurisdicción Sanitaria

A la baja intoxicaciones por picaduras de alacrán en seis municipios de la zona de Salamanca.

Salamanca, Guanajuato. 18 de abril del 2017.- En lo que va de este año la Secretaría de Salud del Estado ha atendido entre los seis municipios que integran la Jurisdicción Sanitaria V de Salamanca 681 casos por intoxicación de picaduras de alacrán.

En los últimos cinco años se reportó una disminución global del número de casos de intoxicación por picadura de alacrán del 29 por ciento en Jaral del Progreso, Moroleón, Valle de Santiago, Yuriria, Uriangato y Salamanca.

Jaral del progreso es el que mayor disminución ha tenido con un 52 por ciento menos de intoxicaciones.
La intoxicación por veneno de alacrán es una urgencia médica desencadenada por la picadura de este artrópodo y la inoculación de sus toxinas al interior de la circulación, que causa un cuadro tóxico sindromático muy variado, ya que afecta diversos órganos y sistemas, produce estimulación simpática y parasimpática, y puede llegar a terminar en la muerte del paciente.
Las manifestaciones clínicas son los elementos fundamentales de clasificación de la intoxicación por veneno de alacrán.

En embarazadas se puede desencadenar motilidad uterina, y los pacientes pediátricos suelen tener llanto inconsolable.

Los sitios más frecuentes afectados son los miembros superiores e inferiores, aunque también puede ser en cualquier parte del cuerpo. Es importante la rápida instauración del tratamiento, ya que dependiendo de la misma, será el pronóstico del paciente. Los síntomas comienzan dentro de los primeros 20-40 minutos después de la picadura.

La Secretaría de Salud emite las siguientes recomendaciones para prevenir picaduras.
· Colocar mosquiteros o sobre las camas mantas

· de cielo (pabellones) para evitar que caigan del

· techo los alacranes mientras duermen las

· personas.

· Revisar y sacudir la ropa entes de ponérsela. Revisar ángulos de las paredes, puertas y ventanas. Resanado y aplanado de techos, pisos y paredes. Colocar protección en puertas, ventanas y techos de materiales naturales, zoclo interior y exterior con azulejo, cemento pulido o lámina de metal galvanizado alrededor de la vivienda.

· Utilizar pabellones en las cunas y camas de los niños y sumergir las patas de las camas dentro de recipientes con agua. La cama debe estar 10 centímetros separada de la pared.

· Eliminar cúmulos de basura, piedras y madera alrededor y dentro de la casa. Cortar la hierba alrededor de la casa.

· Usar guantes de carnaza para realizar trabajos del campo que representen riesgo de picadura de alacrán.

· No caminar descalzo, no dejar ropa en el piso, no levantar piedras, tabiques o bultos sin precaución.

· Encalamiento de paredes que no estén aplanadas.

Cabe mencionar que el mayor número de casos son atendidos en los Hospitales y Hospitales comunitarios, sin embargo se cuentan con los insumos necesarios para la atención de estas picaduras de alacrán en todas las unidades médicas.

2017. Año del Centenario de la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo