Isaías Barrón

Presentan obras ganadoras del concurso “Isaías Barrón”

* En un evento virtual, los tres ganadores y los acreedores a mención honorífica fueron reconocidos por la titular del IEC, la licenciada Adriana Camarena

* Sus obras fueron tocadas por la orquesta de maestros del programa “Vientos Musicales”

Salamanca, Gto., 26 de noviembre de 2020.- A través de una serie de transmisiones en línea, la banda tradicional de maestros del programa Vientos Musicales hizo sonar por primera vez las obras ganadoras del II Premio Estatal de Composición Isaías Barrón.

Culmina así el proceso iniciado con la convocatoria emitida a principios de año por el Instituto Estatal de la Cultura, con apoyo de la Secretaría de Cultura, con el fin de acrecentar el repertorio para banda tradicional en Guanajuato con la obra de compositores jóvenes.

Adalberto de Jesús Tovar, Felipe Alejandro Esparza Durán y Adán Sánchez González, fueron los ganadores del certamen, al que aplicaron XXX compositores de todo el estado. Las menciones honoríficas recayeron en Carlos Mata Ortíz y Mario Edgardo Robles.

Las cinco obras ganadoras pueden disfrutarse a través de los canales y redes oficiales del Instituto Estatal de la Cultura y Centro de las Artes de Guanajuato.

Con participantes de todo el estado, fueron tres los ganadores cuyas obras cumplieron con los requerimientos establecidos y que además, su melodía logró cautivar a los jueces.

El primer lugar se lo llevó Adalberto de Jesús Tovar, oriundo de León y quien con su “Estudio Tradicional Nº 1” logró hacerse acreedor a 30 mil pesos como reconocimiento a su talento. Orgulloso, Adalberto dijo que esta pieza significa mucho para él, incluso alejándola del premio económico:

“Es extraño porque yo nunca pensé hacer música de este tipo, pero cuando vi la convocatoria, me di cuenta de que los instrumentos que estaban permitidos podían hacer mucho más que una melodía cotidiana. Para mi es un honor, pero también fue un reto que considero superado, porque desde que terminé esta pieza, supe que no sería la única, de ahí el nombre, porque sé que vendrá el “Estudio Tradicional Nº 2” y muchas piezas más”, dijo.

El segundo lugar fue para Felipe Alejandro Esparza Durán, músico de toda la vida, por tradición familiar pero también por convicción propia. Un hombre lleno de melodías internas que supo expresar muy bien en su obra “Fiesta Quanaxhuati” que, a decir de él mismo, narra con melodías la historia de Guanajuato:

“En esta pieza incluí aspectos de todo el estado, esta obra está divida en 6 números comenzando por un huapango arribeño de la sierra de Xichú, con tunditos de Doctor Mora, Tierra Blanca, Victoria. El flautín y los metales danzando con las maderas aplaudiendo. Todo lo de Santo Tomás en Salvatierra. Esta obra es un homenaje a nuestro estado, porque somos, alegría, magia y color y porque somos orgullosamente guanajuatenses”, aseveró Felipe.

El tercer lugar fue para Adán Sánchez Gonzáles, con su obra “Guadalupe”. Oriundo de Santiago Maravatio y con esta pieza en honor a su madre recientemente fallecida, resaltó que su influencia en el paso doble le hizo componer esta pieza y que desde sus inicios, supo que tarde o temprano, su pasión por este tipo de música le daría frutos:

“En mis inicios todo fue con trompeta, eso es la más grande motivación que tuve, pero también mi mamá. Mi mamá se llamaba Guadalupe y creo que ponerle así a la obra no sólo le hace honor a ella, sino a todos los que veneran a una personalidad religiosa tan importante para todos”, dijo.

Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo