EnglishSpanish

4 años en las adicciones

Joven leonesa probó el cristal y se sumerge durante 4 años en las adicciones

Guanajuato, Guanajuato, 7 de junio de 2022.– María José Zamudio de 22 años de edad originaria del municipio de León ya recupera las ganas de vivir después de haber caído en las garras del consumo de cristal durante 4 años.

     Todo comenzó saliendo a reuniones de amigos del trabajo en donde al poco tiempo le ofrecieron probar sustancias nocivas para la salud, hasta que empezó afectar su desarrollo familiar social y con ella misma.

      Un día se fue de casa con un conocido de la misma edad que le ofreció asilo y le abrió el mundo de las drogas al darle de probar el cristal.

     En este momento María José sigue en rehabilitación, aunque reconoce que el inicio no le gustaba acudir al Centro de Atención Integral a las Adicciones llamado CAIA ubicado en la ciudad zapatera.

      “Yo no podía estar en ningún lado sin consumir drogas, este es el tiempo que tengo más largo rehabilitándome, he avanzado, estoy lleno a un grupo de autoayuda aparte”.

     María José se ha agarrado de todo para salir de este mundo de la adicción, se ha sumado inclusive a un Grupo de Ayuda para Adolescentes en donde recibe información preventiva sobre embarazos, hábitos saludables y adicciones.

     Ha recibido información relacionada con Planet Youth y las estrategias que debe implementar para darle la vuelta a las drogas.

     Recientemente participó en el Primer Foro Estatal para Adolescentes organizado por la Secretaría de Salud del estado, junto con chicos de otros municipios.

     Recordó María José que la adicción inició cuando trabajaba en una tienda departamental al norte de León, le llamaba la atención que sus compañeros siempre estaba muy activos y ella no, hasta que se dio cuenta que ese vigor se lo daban las drogas.

      Nunca pensó que fuera a tener problemas mayores, puesto que consumir cristal era más de “fiesta y cotorreo”, hasta que empezó a consumir alcohol y marihuana, la combinación perfecta que la hizo probar el infierno mismo.

      A los 18 años empezó a recibir tratamiento en el CAIA durante un año y medio luego recayó y regresó a la terapia nuevamente hace un año y medio, desde entonces recibe la atención de profesionales en desintoxicación, psicológica y asesoría nutricional.

     El señor Carlos Zamudio Mendoza de 62 años de edad, es el papá de María José es un hombre guanajuatense que tiene la esperanza de que su hija algún día libre la adicción por completo.

     Sabe que el amor de la familia y de su esposa hacia su hija son un factor importante para que ella se sienta arropada y con ganas de superar este episodio.

    “Estoy trayendo a mi hija a rehabilitación al CAIA, ella tiene unos tres años ya estoy bien agradecido con todo lo que nos han dado, ingresó por consumo de cristal, marihuana y solventes”.

    El primer ingreso fue hace 3 años y desde entonces su hija recibe atención, sin embargo, no todo ha sido fácil pues con las recaídas que ha tenido su hija han sido retrocesos, pero nunca lo suficientes para perderlo todo.

   “Las malas influencias de las amistades creyendo que la iban hacer sentir bien fue donde empezó a cambiar, ella duró desde los 14 años padeciendo estos problemas, hoy le digo a los papás que tengan mucho cuidado con sus hijos, vean el comportamiento que tienen y los cuiden, sobre todo los lugares donde van a convivir para detectar que andan consumiendo”, relató.

    María conoce Planet Youth, este programa islandés impulsado para Guanajuato por el Gobierno del estado basado en identificar los factores de riesgo.

    Así como las causas de las causas que originan que los jóvenes caigan en las drogas y de esta manera crear con apoyo de su familia varios factores protectores, uno de ellos el deporte, hacer alguna actividad artística o desarrollar alguna habilidad.