El sentido social, la clave del éxito de Industrial San Sebastián.

De la mano y el toque de las mujeres guanajuatenses para elaborar cordones y cintas para calzado que hoy son exportados a otros países, es como la empresa Industrial San Sebastián ha logrado posicionarse como una de las mejores en el mundo.

Industrial San Sebastián, nació hace 53 años y desde ese entonces encontró en el trabajo de las mujeres, ese toque para crear los mejores cordones y cintas para calzado que hoy son comercializados y enviados a distintas partes del mundo.

Carlos Fernández, aseguró que después de 30 años al frente de la empresa los retos han sido muchos, pero siempre con la convicción de tener a sus trabajadores contentos al ser parte medular de la empresa.

“Ese es nuestro lema o sea mientras la gente se sienta en casa, se sienta a gusto; bien remunerada, bien acogida dentro de la empresa, creo que esto es algo que nos beneficia a todos, nos beneficia a la productividad, beneficia a la empresa, beneficia a la ciudad, etcétera”

Hoy en día cuentan con alrededor de 160 personas, de las cuales aproximadamente 130 son mujeres, quienes laboran desde el área de oficinas hasta aquellas que elaboran los productos.  Destacó que debido a ello han trabajado con un departamento de Recursos Humanos que ha implementado servicios como una psicóloga, nutrióloga, entre otros; para el beneficio de las trabajadoras, lo que les ha permitido tener un ambiente laboral agradable.

Acciones de atención directa hacia a las mujeres que producen los cordones y agujetas de exportación, han generado tener al personal con más de 40 años de antigüedad, así como a mujeres de la tercera edad que se han vuelto muy valiosas porque durante tantos años han sido pieza fundamental para impulsar a la empresa y consolidarla como clase mundial, además de ser un aliciente para las nuevas generaciones.

Fernández Castellanos agregó que aunque en los inicios era muy complicado exportar, a pesar de eso, lograron enviar contenedores de agujetas durante algunos años a Estados Unidos.

“Después se diversificó esto y gracias a una dependencia como lo ha sido COFOCE, que nos han ayudado a muchas empresas a buscar nuevos horizontes, entonces se ha dado ya una apertura a mercados sobre todo en Centroamérica, Europa; actualmente nosotros estamos exportando directamente a los Estados Unidos y a Centroamérica, indirectamente estamos exportando a algunos otros países por medio de otra comercializadora”.

Mencionó que COFOCE le ha ayudado a lograr abrir mercados, hacer visitas a ciertos países, así como el acudir a ferias para lograr que la compañía se mantenga vigente, creando nuevas tendencias y sobre todo, estar a la vanguardia de lo que exigen los mercados internacionales.

Para Carlos Fernández, ir más allá de ser una organización que incrementa sus ventas y el poder dar trabajo a más personas,  ha sido uno de los mejores estímulos y de mayor satisfacción, al lograr que productos hechos por manos de mujeres guanajuatenses se exporten y conquisten al mundo.

Finalmente dijo que las oportunidades están en los mercados internacionales, pues hacen a las empresas crecer, ser más competitivas e incluso ayudan a generar colaboradores más disciplinados pues no sólo cambian la visión de la empresa sino de todos los que están en ella.

Entradas recientes
Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo