Refuerzan el respeto a Derechos Humanos de Niñas, Niños y Adolescentes

[wzslider autoplay=»true»]En el encuentro por los Derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes, realizado en la Escuela Normal ante docentes en formación, el secretario Eusebio Vega Pérez señaló que Sin respeto a los Derechos Humanos, no hay Educación y sin educación, una sociedad no tiene futuro.

Ningún gobierno, en ningún país o estado o municipio, puede implementar con éxito políticas públicas en beneficio de la sociedad, si trata de hacerlo solo; “necesitamos de la participación ciudadana, es la única manera de hacer comunes los objetivos y de lograrlos”, precisó.

Explicó que “la grandeza de Guanajuato, la verdadera riqueza del estado, radica en una sociedad fuerte, unida y participativa, así lo ha expresado nuestro gobernador Miguel Márquez Márquez, invitando a todos los guanajuatenses, a formar una gran alianza para impulsar la paz y el bienestar de las familias guanajuatenses”.

Enfatizó que la construcción de una Cultura de Respeto de los Derechos Humanos de las Niñas, Niños y Adolescentes, “es una labor de todos y se compone de la suma de esfuerzos y aportaciones que cada uno de nosotros podemos ofrecer”.

Recordó que se firmó un convenio entre la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado, la Secretaría de Educación de Guanajuato y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación Secciones 13 y 45, para trabajar por el bienestar de las niñas, niños y adolescentes.

“Nuestro compromiso es hacer de la educación, la fuerza innovadora y transformadora de Guanajuato. Ello significa que el sistema educativo está orientado hacia la construcción de valores humanos poniéndolos en práctica en todo el sistema educativo y en todos los contextos de aprendizaje; permitiendo la consecución de la paz, la cohesión social y el respeto a la dignidad humana”, remarcó.

Dijo que un proyecto visionario fundamentado en el respeto a los Derechos Humanos, debe ser aquel que involucre a los docentes, padres y madres de familia en procesos adecuados de formación que les permitan trabajar a nivel personal con los estudiantes; generar oportunidades de desarrollo de habilidades socio-afectivas; tales como el diálogo, el reconocimiento de diferencias y la adopción de acuerdos, la autoestima, manejo de emociones, normas, resolución de conflictos y participación de las familias.

“Qué mejor lugar para promover espacios de paz y respeto, que las escuelas, en donde los estudiantes se forman y educan; las escuelas son un punto de encuentro de la sociedad, en donde todas y todos debemos impulsar los grandes cambios; es donde podemos incorporar todas las iniciativas que nos lleven a vivir de manera más armónica”, puntualizó.

Desde la Secretaría de Educación de Guanajuato, agregó, “seguiremos trabajando, para respetar los derechos humanos y la integridad de las niñas, niños y jóvenes; ya que nuestro estado cuenta con una legislación, protocolos para prevenir y atender casos de violencia, programas de promoción de valores y una estrategia transversal para impulsar entornos de paz en la Comunidad Educativa”.

Todos, indicó, “somos responsables de construir la paz, basados en el respeto a los Derechos Humanos, para ello hemos de actuar con gestos, sentimientos, lenguaje y pensamientos de paz. Empezando por la familia, para luego transformar la escuela, el trabajo, los grupos sociales y el gobierno”.

La educación en Derechos Humanos no es una opción más, ratificó, “es una necesidad que toda institución, Comunidad Educativa y Sistema Educativo Estatal debe asumir y que es fundamental que inicie desde la familia”.

Entradas recientes
Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo