Estás en
Inicio > SEDESHU > La inversión social no se detiene

La inversión social no se detiene

  • Más de mil 662 millones, es el presupuesto de inversión social este 2018.
  • El presupuesto de inversión para el desarrollo social y humano se incrementó en 20 por ciento para este año.
  • “Se refuerza la inversión en Centros Impulso y el Programa Socioeducativo, con los cuales reforzaremos la reconstrucción del tejido social”: Gerardo Morales.

Guanajuato, Gto; a 27 de enero de 2018.- Con un presupuesto de inversión de más de mil 662 millones de pesos, la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedeshu) continuará este año su trabajo encaminado a mejorar la calidad de vida de las personas y desarrollar sus capacidades, y con ello, regenerar el tejido social.

Así lo expresó el titular de la Sedeshu, José Gerardo Morales Moncada, quien aseguró que con relación al presupuesto de inversión del 2017, – y sin considerar los montos de deuda que fueron ingresos extraordinarios en los últimos dos años- el presupuesto 2018 tuvo un incremento real del 20 por ciento, con lo cual se han visto reforzados los programas sociales de la dependencia, en especial dos: Centros Impulso Social y Programa Impulso a mi Desarrollo Socioeducativo.

“Gracias al compromiso del Gobernador Miguel Márquez Márquez, los programas sociales de la Sedeshu no sufrieron recortes; se han visto reforzados con la inversión estatal con un crecimiento real del 20 por ciento”, dijo.

Morales Moncada detalló que con este presupuesto será posible la construcción de más Centros Impulso Social, los cuales son “el epicentro del desarrollo de las personas para lograr mejores familias y mejores comunidades; al cierre de la presente administración estaremos entregando 63 centros comunitarios con una cobertura superior a los 35 municipios”.

Otro programa que ha visto incrementado su presupuesto es el Socioeducativo, el cual pasa de una meta anual de 14 mil a más de 22 personas a atender. “Este Programa es pilar en la reconstrucción del tejido social, pues mediante un curso se transforma a la persona a través del desarrollo de su capacidad autogestiva, despertando su autoconocimiento, reforzando sus valores y plan de vida. Al final del curso la persona está lista para tomar por sí misma el destino de su vida, es capaz de relacionarse de mejor manera con su familia e involucrarse en el desarrollo de su comunidad”. //–

 

 

Comments

comments

Top